EFELisboa

La empresa española Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) compite, a través de un consorcio con la canadiense Bombardier, en un concurso para proveer siete nuevos trenes al metro de Lisboa, que prepara una gran ampliación hasta 2023.

CAF/Bombardier tiene como rivales a otros dos consorcios: el compuesto por los chinos CRRC Tangshan y la Thales Portugal y el formado por los suizos de Stadler y el alemán Siemens, avanzó hoy el diario financiero luso Jornal de Negócios.

Además, también aspira en solitario el grupo francés Alstom.

Se espera que el contrato, que implica la provisión hasta 2025 de siete trenes por un valor de 127 millones de euros, se adjudique el próximo julio.

Se trata de una inversión relacionada con la ampliación del metro de Lisboa, que contará con dos nuevas estaciones hasta 2023.

Las nuevas estaciones, situadas en los barrios de Santos y Estrela, alargarán el recorrido de dos de las cuatros líneas con las que cuenta el suburbano de la capital lusa, convirtiendo una de ellas en una línea circular.

Las autoridades portuguesas confían en cerrar los contratos para la construcción de las nuevas infraestructuras a inicios de verano para que las obras comiencen en octubre.