EFELisboa

Al menos treinta contenedores y un autobús fueron calcinados durante esta madrugada en diferentes disturbios registrados en varios puntos del área metropolitana de Lisboa, informó hoy la Policía de Seguridad Pública (PSP).

Los actos vandálicos se produjeron entre la medianoche y las 07.00 (hora local y GMT) en los términos municipales de Lisboa y Loures, integrada en el área metropolitana de la capital.

Además, se registraron otros incidentes en la localidad de Setúbal, a 40 kilómetros al sur de Lisboa.

En estos puntos se quemaron durante la madrugada contenedores e incluso un autobús, apuntó en un comunicado la PSP, que ha detenido a un menor de 16 años en Setúbal por su presunta implicación en estos hechos.

En Loures, además, "los medios policiales fueron alcanzados con piedras y un dispositivo incendiario", que generó daños en un vehículo policial, aunque no se registraron heridos.

La policía, que investiga el origen y motivación de estos actos vandálicos, evitó de nuevo relacionar lo sucedido esta madrugada con otros incidentes similares registrados a las afueras de Lisboa desde el lunes.

Ese día, en el centro de la capital, los agentes llegaron a disparar balas de goma, según el relato de medios locales, contra varios manifestantes procedentes del marginal Barrio da Jamaica de Seixal, en la otra margen del río Tajo, que protestaban contra un episodio de brutalidad policial.

Según explicó la PSP, efectivos suyos acudieron el domingo a ese barrio a resolver un altercado entre dos mujeres y un grupo de hombres reaccionó lanzando piedras, lo que derivó en una intervención que se saldó con seis heridos leves y un detenido.