EFEGuarda (Portugal)

El santuario portugués de Fátima, que en mayo pasado visitó el papa Francisco con motivo del centenario de las apariciones de la virgen a los pastorcillos, recibió 9,4 millones de visitantes en 2017, cifra que se acerca a los 10 millones que cada año acuden al Vaticano.

Según informó hoy a Efe el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Ourem-Fátima, Alexander Mato, "el año 2017 fue tan espectacular que nos acercamos a la media de las visitas que tiene anualmente el Vaticano", donde los museos de la Santa Sede reciben diariamente una media de 27.000 personas.

"El 75 % de los que acudieron a Fátima fueron extranjeros", según Mato, quien precisó que en términos de ocupación hotelera, "que fue muy alta" durante todo el año, se registraron 1,1 millón de pernoctaciones.

Aunque España es el principal país de procedencia de los extranjeros que acuden a Fátima, seguido de Italia, "cada vez son más los asiáticos que visitan el Santuario", añadió.

Para Mato, "el crecimiento de católicos en el mundo pasa por Asia" donde, argumentó, cada vez hay más católicos conversos que no son hijos de católicos.

Un ejemplo es Corea del Sur, con 5 millones de personas que se han hecho católicas en los últimos diez años, y que ha sido el tercer país que aportó más visitantes extranjeros el pasado año al santuario de Fátima.