EFELisboa

Los dirigentes de la eurorregión EUROACE, formada por Extremadura y las regiones Centro y Alentejo de Portugal, pidieron hoy que los gobiernos de ambos países incluyeran la agenda turística como una de las prioridades entre ambos territorios y que lo hagan en las próximas Cumbres Ibéricas.

Durante la segunda jornada que se celebró hoy en la Bolsa de Turismo de Lisboa, la feria más importante del sector en Portugal, EUROACE dio a conocer su estrategia para promocionar por todo el mundo estas tres zonas como un único destino.

El presidente del ente gubernamental "Turismo do Centro" -una de las tres patas de esta eurorregión-, Pedro Machado, avanzó que estarán en Berlín los días 6 y 7 de marzo, en Bruselas y Shanghai durante el mes de mayo y también se promocionarán durante el otoño en los Estados Unidos.

EUROACE cuenta con "26 vuelos semanales a China", lo que supone una entrada muy importante de turistas asiáticos y quiere diferenciarse del resto como el mayor territorio de enclaves con el sello de la UNESCO.

En los 92.000 kilómetros cuadrados que tiene esta eurorregión, hay una veintena de destinos con el sello de la UNESCO, bien como Patrimonio Mundial o bien como Reserva de la Biosfera.

Según explicaron hoy los responsables de la entidad europea, esta región hispano-lusa tiene otros potenciales, tales como más de 70 fiestas declaradas de interés turístico ó 37 denominaciones de origen de diferentes productos gastronómicos, además de las 90 áreas naturales protegidas o la treintena de museos.

"Cuanto más nos posicionemos conjuntamente, más competitivos seremos", aseguró Pedro Machado.

El director de Turismo de Extremadura, Francisco Martín, que también acudió a la presentación de las acciones de EUROACE, se refirió a que "el objetivo básico" es la creación de 10.000 nuevos puestos de trabajo relacionados con el turismo en la zona de influencia de la eurorregión.

EUROACE pretende promocionarse como un solo destino, a pesar de que estén en dos países diferentes, con el fin de que los recursos se complementen y no compitan entre sí.

El flamenco y el fado, la cereza extremeña del Valle del Jerte o la portuguesa de la Sierra de la Gardunha, el Camino de Santiago que atraviesa ambos territorios o los destinos religiosos de Fátima y Guadalupe son algunas de las señas de identidad para atraer al turismo de Asia y Estados Unidos en 2018.

El embajador de España en Portugal, Eduardo Gutiérrez, fue el encargado de cerrar el acto y aseguró que las acciones que quiere desarrollar esta eurorregión son "una apuesta vencedora, variada y segura".