EFEGuarda (Portugal)

La Feria Ibérica de Guarda (FIT), en Portugal, celebra hoy el "Día Extremadura", región española que estos días se afana para promocionar en Portugal sus 65 playas de agua dulce, sus seis enclaves Patrimonio Mundial y sus excelencias gastronómicas, tales como el jamón ibérico o el queso.

"En Extremadura sí hay playa", asegura con contundencia el director general de Turismo de Extremadura, Francisco Martín Simón, durante una entrevista con Efe en la FIT.

"¡Somos el paraíso de la gastronomía, del patrimonio y del agua!", manifestó el director general a unos turistas lusos que se interesaron por Extremadura, mientras les convidaba a un trozo de pan untado con torta del casar.

Para el responsable extremeño, la promoción conjunta en el exterior de Extremadura con las regiones limítrofes de Portugal es un "tema clave": "Los turistas extranjeros nos ven como un único destino y, además, pueden disfrutar en un mismo viaje de dos países", explicó.

En este sentido, según avanzó hoy a Efe, la próxima iniciativa transfronteriza que pondrán en marcha será la creación de una Ruta Transfronteriza de la Cereza.

"Queremos unir las posibilidades que ofrecen nuestros territorios productores de cereza, como el Valle del Jerte, el Ambroz, la Vera o Hurdes, con la zona lusa de Fundão".

El turismo gastronómico "es muy importante", ya que "si algo hace el viajero, es comer, y ahí somos únicos, ya que en Extremadura combinamos a la perfección una cocina tradicional y moderna con productos ecológicos".

Entre las ofertas de verano, Francisco Martín destaca las 65 zonas de baño en playas fluviales extremeñas, donde "el visitante, frente al turismo masivo de sol y playa salada, se puede dar un baño al pie de la Sierra de Gredos, en la Sierra de Gata o en el Valle del Jerte".

Además, la oferta de agua se completa con los siete balnearios que están distribuidos por la geografía extremeña.

En el último año, el turismo extremeño ha aumentado de forma "muy espectacular" el número de los visitantes internacionales recibidos, ya que en 2017 creció un 13,35 %, según Martín Simón.

En 2017, Extremadura llegó a "una nueva cifra récord", ya que recibió a 1.769.482 turistas, de los que 284.500 fueron extranjeros, muchos de ellos del vecino país portugués.

"Las pernoctaciones de los extranjeros subieron el pasado año casi un 50 %, frente al 9 % de la media de España", explicó el director general.

De esta manera, el pasado año se contabilizaron en Extremadura 3,3 millones de pernoctas, de las que 450.000 eran extranjeros.

Estos datos se han traducido en un millar de nuevos puestos de trabajo dentro del sector del turismo, que cuenta con 26.000 empleos en Extremadura, por lo que "se fija población y se combate el paro".

A juicio de Francisco Martín, esta situación se debe a que desde hace tres años se creó el Plan para el Fomento del Turismo de Extremadura, consensuado entre todas las administraciones, el sector privado, sindicatos y entes empresariales: "Hemos logrado con diálogo social ir todos de la mano", dijo.

"En materia turística, en Extremadura no hacemos cada uno la guerra por nuestra cuenta, al revés, y por eso acudimos a 25 ferias nacionales e internacionales durante todo el año", concluyó.

La próxima cita para vender el turismo de Extremadura será Shanghái, ya que quieren conquistar el mercado chino a través de la Feria internacional que se celebrará a mediados del mes de mayo próximo.

Por Carlos García