EFEGuarda (Portugal)

La Ruta Mariana, que une los principales centros de peregrinación del norte de España y el sur de Francia, y el Monasterio de Guadalupe, en la provincia española de Cáceres, participarán del 22 al 24 de febrero en un encuentro internacional sobre turismo religioso que acogerá Portugal.

Se trata del VI "Workshop de Turismo Religioso", que este año se celebra en el Santuario de Fátima y en la ciudad lusa de Guarda, ya que también abordará la perspectiva del turismo judaico.

Todo lo relacionado con el turismo católico tendrá lugar en el Santuario de Fátima, que cerró el pasado año con siete millones de peregrinos, atraídos, sobre todo, por la visita del Papa Francisco en el mes de mayo, con motivo del centenario de las apariciones de los pastorcillos.

Habrá además una feria con cuarenta expositores para promocionar el turismo de peregrinación, en la que se promocionarán destinos de peregrinación ubicados en Armenia, Bélgica, Francia, Alemania, Italaia, Israel, Lituania, Polonia, Eslovenia, Suiza y Brasil.

El ente público Turismo Extremadura acudirá con expositor propio para mostrar el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad desde 1993.

También acudirá con un "stand" el Santuario de Montserrat, a 60 kilómetros de Barcelona.

El encuentro servirá asimismo para que se promocione la Ruta Mariana, que discurre por cinco enclaves religiosos: el Santuario de Torrreciudad, en la provincia española de Huesca; la Basílica de El Pilar, en Zaragoza (España); el Santuario de Montserrat; la Basílica Menor de Meritxell, ubicada en Andorra; y el Santuario francés de Lourdes.

El tema central del encuentro será la globalización y el turismo religioso, según la organización, que corre a cargo de la Asociación de Empresarios de Fátima (ACISO).

El día 24 de febrero, la ciudad de Guarda, a 37 kilómetros de la frontera española y en la región Centro portuguesa, acogerá el seminario sobre turismo religioso judaico durante una jornada que se celebrará en el Teatro Municipal de la localidad.

Numerosos municipios del Centro de Portugal conservan importantes juderías en sus cascos históricos, tales como Guarda, Belmonte, Trancoso, Sabugal o Covilhã.

Incluso, los participantes harán una visita a la ciudad de Trancoso, próxima a Guarda, para conocer "in situ" sus vestigios judaicos.