EFETegucigalpa

América Latina necesita consolidar sus instituciones y combatir las "malas prácticas" electorales y el crimen para garantizar elecciones limpias y de mejorar calidad, aseguraron hoy expertos reunidos en Honduras.

En la inauguración de un taller con la participación de expertos de once países, la mexicana Irma Méndez, investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), dijo este jueves a Efe que la región debe "empezar por limpiar las elecciones y hacer que tengan mejor calidad".

Aseguró que uno de los ejes más importantes es reconstruir las autoridades de comicios, porque "son garantes no solo del cumplimiento de las normas electorales, sino que son un espacio privilegiado de fortalecimiento del Estado de derecho y de entendimiento entre los partidos".

La experta mexicana considera necesario fortalecer el organismo electoral para que sea "fuerte, profesional" y que la gente que se reclute y organice las elecciones "sea muy probada, con mucha experiencia y esté totalmente comprometida con un trabajo que implique limpiar el ámbito electoral".

"La democracia es más que elecciones, pero no puede ser menos, en ese sentido, el trabajo (pendiente) es lograr que las elecciones tengan más integridad, no solamente que se respeten los principios de sufragio universal y equidad política, que además deben estar en la Constitución y las leyes electorales", enfatizó.

Méndez resaltó la importancia de combatir "las malas prácticas" que incluyen la compra de votos, la coacción, el uso de recursos públicos y la financiación ilegal, entre otras, las cuales, añadió que desafortunadamente siguen dándose en América Latina, y especialmente en Centroamérica.

"Las malas prácticas han seguido tan vigentes como antes y erosionan la legitimidad de las elecciones y la legitimidad de la democracia", afirmó la investigadora mexicana.

El expresidente de la Corte Nacional Electoral de Bolivia Salvador Romero coincidió con la importancia de "consolidar las instituciones" en América Latina para fortalecer la democracia.

La región también requiere enfrentar al crimen organizado y reducir las brechas de desigualdades tras cuatro décadas de democracia, afirmó Romero a Efe.

Señaló que en la mayoría de los países centroamericanos "existe un importante juego entre actores políticos locales e internacionales sobre las crisis de la región".

En el caso de Honduras, los expertos reunidos en Tegucigalpa coincidieron en que las malas prácticas electorales se reflejan en la crisis que vive el país derivada de un presunto fraude en las elecciones generales de 2017.

Esas prácticas no solo se reflejan en "una crisis política, sino en una falta de legitimidad absoluta, son gobiernos débiles que no pueden prácticamente tomar decisiones porque nacieron de unas elecciones bastante cuestionadas", subrayó la experta mexicana.

"Su capacidad de tomar decisiones legitimas frente a la ciudadanía es muy menor, no solo llevan a crisis políticas, también pueden generar una crisis económica, porque en la medida que no hay confianza en los gobiernos y los partidos que gobiernan, los empresarios no meten el dinero", subrayó Méndez.

El expresidente del organismo electoral de Bolivia destacó que Honduras ha tenido varias crisis políticas en los últimos 33 años, por lo que considera necesario buscar "pistas" que ayuden a evitar que se repitan y "desatorar" los temas que crean los conflictos.