EFEBuenos Aires

La exmandataria argentina Cristina Fernández anunció hoy la creación de un nuevo frente, desligado del histórico Partido Justicialista (PJ, peronista) con el que llegó a la presidencia, para competir en la provincia de Buenos Aires, mayor distrito del país, en los comicios legislativos del próximo octubre.

La formación se denominará Unidad Ciudadana, según señaló la propia ex jefa de Estado a través de Twitter, y lo forman cinco partidos integrantes del Frente Para la Victoria (FpV), bloque que, en alianza con el PJ -fundado en 1946 por el presidente Juan Domingo Perón-, aupó al poder a Fernández (2007-2015) y antes a su esposo, Néstor Kirchner (2003-2007).

Este anuncio se produjo al tiempo que la expresidenta encabezaba en la sede del kirchnerista Instituto Patria de Buenos Aires un encuentro con una veintena de intendentes bonaerenses peronistas para debatir la estrategia electoral de cara a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 13 de agosto, de las que saldrán los candidatos a las legislativas de octubre.

"Después del engaño y la estafa electoral: la segunda fase del ajuste. UNIDAD CIUDADANA para volver a tener futuro", expresa el programa electoral divulgado por Fernández, con el que se pretende hacer frente al Gobierno de Mauricio Macri, quien la sucedió en la Presidencia en diciembre de 2015.

A pesar de los rumores sobre la posibilidad de que se presente como diputada o senadora en la provincia de Buenos Aires -la más poblada del país y fundamental en los comicios-, la expresidenta, hasta el momento, no ha confirmado su postulación.

Sin embargo, el exministro del Interior Florencio Randazzo (2007-2015) ya presentó los avales para competir por el justicialismo en las primarias en ese distrito, por lo que, tras la creación de este frente y en el caso de presentarse, la exmandataria evitaría medirse con él en las PASO para lograr su candidatura a los comicios de octubre.

Esta situación se contrapone a la idea de "unidad" lanzada por Fernández, quien a lo largo de su trayectoria ya ocupó bancas en el Senado y en la Cámara de Diputados.

Pero, ya este miércoles, a través de una carta, el presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, Fernando Espinoza, quien estuvo presente en la reunión de hoy en el Instituto Patria y mostró su apoyo al nuevo frente, habilitó a Randazzo a presentarse con esa marca partidaria.

"En razón de los avales y adhesiones presentados por el sector interno que usted representa, le envío la presente nota a fin de hacerle saber que algunos de los partidos que integraron el Frente para la Victoria hasta el año 2015 nos han manifestado que van a constituir otro frente electoral", comenzaba la misiva remitida a Randazzo.

"Venciendo el día de mañana (por hoy) el plazo para inscribir frentes o alianzas electorales, podrá usted presentarse, como cualquier otro candidato, en el PJ y en el marco de la ley electoral vigente", concluía la carta.

Sin embargo, Espinoza aseguró hoy que el frente lanzado por la exmandataria "no es de un partido político, sino de toda la sociedad", con lo que abrió la puerta a que el justicialismo concurra dentro de esa fuerza: "Tenemos hasta el 24 de junio para confirmar las listas, bienvenidos todos los compañeros", dijo.

"Nosotros somos peronistas, la mayoría absoluta de todos los intendentes de la provincia están acá en la reunión, la representación del peronismo de la provincia esta acá", insistió el dirigente en declaraciones a los medios al salir de la reunión.

Sobre su posible postulación, Fernández, quien en el caso de ser candidata y resultar elegida en las urnas obtendría fueros que la blindarían ante las numerosas causas judiciales abiertas en su contra, se pronunció en una entrevista el pasado 25 de mayo con el canal C5N.

"Si es necesario que yo sea candidata para darle mayor cantidad de votos a esta propuesta (el FpV) y que podamos ganar las elecciones, lo soy", subrayó.

"Pero hay responsabilidades históricas y hay que construir la unidad" para hacer frente al Gobierno de Macri, matizó.

Las elecciones del 22 de octubre renovarán 127 de las 257 bancas de la Cámara de Diputados, para un mandato de cuatro años y en la de Senadores estará en juego un tercio de los asientos del recinto (24) para el período 2017-2023.