EFELima

La bancada del partido Fuerza Popular en el Congreso peruano rechazó este miércoles el interrogatorio que realizará el fiscal José Domingo Pérez al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos sobre la investigación por lavado de activos abierta contra la lideresa de ese grupo, Keiko Fujimori.

La portavoz de la bancada mayoritaria en el Parlamento, Milagros Salazar, leyó un pronunciamiento en el que se afirma que "el fiscal, sin fundamento alguno, pretende vincular al encarcelado exasesor con la organización política, dentro de su estrategia de persecución al partido y de generar presión hacia los magistrados".

Los legisladores fujimoristas afirmaron, en el documento, que Keiko Fujimori mantuvo "distancia y enemistad" con Montesinos, el sentenciado exasesor de inteligencia de su padre, el expresidente Alberto Fujimori, durante su periodo en el gobierno (1990-2000).

Montesinos cumple sentencias por delitos de abuso a los derechos humanos y corrupción, derivados de la enorme red de corrupción instalada en el gobierno de Fujimori, y que también le significaron condenas similares al exmandatario.

El fiscal Pérez ha programado un interrogatorio a Montesinos el próximo 24 de septiembre en la Base Naval del Callao, donde el exasesor cumple sus sentencias, de acuerdo a información publicada por el diario El Comercio.

En el interrogatorio, Pérez indagará sobre los vínculos que Montesinos tuvo con Vicente Silva Checa, condenado por corrupción en el gobierno de Alberto Fujimori y que es actualmente investigado por presuntamente haber asesorado a Keiko Fujimori en sus campañas electorales de 2011 y 2016.

El grupo de Fuerza Popular hizo hincapié en el hecho de que la diligencia se realizará un día antes de la audiencia del Tribunal Constitucional, en la que se analizará el recurso de hábeas corpus presentado por la hermana de Keiko Fujimori para pedir su excarcelación.

Hace unos días, la defensa de Fujimori recibió la resolución de la Corte Suprema de Justicia, que rechazó la excarcelación de la excandidata y aprobó, en su lugar, reducir su prisión preventiva de 36 a 18 meses, mientras es investigada por lavado de activos.

La hija del exmandatario peruano es investigada por el fiscal Pérez por los aportes económicos no declarados de la empresa brasileña Odebrecht a sus campañas electorales de 2011 y 2016, y que presuntamente fueron registrados como donativos de sus partidarios.

El fiscal también ha obtenido en las últimas semanas información de Odebrecht sobre el registro de sus aportes, en los servidores My Web Day, en los que figura al menos uno realizado durante el gobierno de Alberto Fujimori, a pesar de que sus responsables no han confesado haber sobornado al exmandatario de 81 años.