EFELima

La esposa del expresidente peruano Ollanta Humala (2011-2016), Nadine Heredia, alude sufrir de hipertensión arterial, una condición médica que impediría su reclusión en prisión preventiva, tal como ha solicitado la fiscal Geovana Mori por un plazo de 36 meses y que será resuelto el próximo viernes 7.

Heredia afronta una pedido de prisión preventiva, junto a los exministros Luis Castilla y Eleodoro Mayorga, a raíz de su presunta participación en la concesión del Gasoducto del Sur a la empresa brasileña Odebrecht en 2014.

Debido a este caso, los tres imputados se enfrentan a una posible condena de 30 años de prisión por los presuntos delitos de colusión agravada y asociación ilícita para delinquir.

Durante la audiencia virtual realizada este miércoles por el juez Juan Carlos Sánchez, el abogado de Heredia, Jefferson Moreno, afirmó que la hipertensión que padece la exprimera dama la expone ante la posibilidad de contagio del coronavirus SARS-CoV-2 en la cárcel.

Moreno agregó que este diagnóstico es anterior al pedido de prisión preventiva y que incluso Heredia, de 44 años, ha tenido microinfartos cerebrales.

PIDEN EXAMEN MÉDICO

Sin embargo, la fiscal Mori solicitó al magistrado que "ordene que la imputada pase por examen médico legista y que sea evaluada esta documentación proporcionada por la defensa, porque no genera convicción".

Mori expresó su extrañeza por la súbita enfermedad de los imputados y remarcó que "esta conducta se viene evidenciando en las organizaciones criminales".

"Tanto es así que se han visto favorecidos a la fecha varios imputados, han logrado obtener libertades bajo el amparo de la pandemia, y eso se ve en el caso Lava Jato", manifestó la fiscal.

No obstante, Mori precisó que en el caso de Mayorga, de 73 años, corresponde arresto domiciliario por encontrarse dentro de la población de riesgo de la pandemia.

El juez Sánchez anunció este miércoles que la resolución al pedido de prisión preventiva será emitida el próximo viernes 7.

SIN ARRAIGO LABORAL NI DOMICILIARIO

Durante las audiencias previas, la fiscal sostuvo que Heredia no tiene arraigo domiciliario ni laboral, lo cual puede representar un peligro de fuga.

En marzo pasado, el exgerente Rodney Rodrigues de Carvalho, encargado del proyecto Gasoducto Sur Peruano, explicó en un interrogatorio en Brasil cómo se realizaban los pagos ilícitos y aseguró que la constructora peruana Graña y Montero fue retirada del consorcio que ganó la licitación a pedido de Nadine Heredia.

Carvalho admitió haberse encargado personalmente de algunos de los pagos para la "conquista" de la obra por parte de Odebrecht y confirmó algunos de los "codinomes" (alias) vinculados al proyecto que constan en los servidores utilizados para pagos de sobornos a funcionarios peruanos.

MILLONARIOS SOBORNOS

Asimismo, el pasado 16 de febrero, un colaborador de la Fiscalía peruana señaló que Humala (2011-2016) recibió entre 16 y 18 millones de dólares en sobornos para otorgar obras a un grupo de empresas de la construcción y que antes de aceptar esa propuesta consultó con Heredia y pidió que ella esté al tanto del proceso de adjudicación.

Humala y su esposa ya cumplieron entre 2017 y 2018 nueve meses en de prisión preventiva por los presuntos aportes irregulares recibidos de Odebrecht para la campaña presidencial del Partido Nacionalista, mientras se espera que la Fiscalía pida durante este año el inicio de un juicio oral por los supuestos actos de corrupción.