EFECaracas

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, admitió este miércoles que "la indolencia, la incapacidad, la corrupción, la ineficiencia" que asegura haber visto en el país "es peor que el bloqueo gringo".

"El bloqueo del corazón y de la mente, la indolencia, la incapacidad, la corrupción, la ineficiencia es peor que el bloqueo gringo así lo digo hoy, 1 de diciembre del año 2021", dijo Maduro en referencia a las sanciones de EE.UU., durante el acto de juramentación de la nueva gobernadora del céntrico estado Aragua, la oficialista Karina Carpio.

A continuación agregó que todo ello "es peor que el bloqueo gringo porque hay muchos problemas, hay muchos asuntos (...) que se resuelven con un poquito de trabajo, de atención, de amor".

"Algunos dirigentes con responsabilidades concretas, como gobernadores, como alcaldes, como ministros, han sido víctimas de otro bloqueo que es peor aún, el bloqueo mental. Y se han alejado del pueblo, han dejado de escuchar al pueblo, se han encapsulado en sus oficinas, y cuando vienen las elecciones es que salen a buscar los votos", apostilló.

Por otra parte, el mandatario pidió los alcaldes y gobernadores electos en los comicios del pasado 21 de noviembre que no sean "una traba" para que surjan nuevos liderazgos y les hizo un llamamiento para facilitar el camino a quienes tienen nuevos proyectos e ideas.

"Nosotros tenemos que ser (un) instrumento permanente de renovación, de mejoría, de fortaleza. Ninguno de nosotros se tiene que convertir, como alcalde o gobernador, en una traba, en un tapón, para que no crezcan nuevos liderazgos", consideró.

Durante el acto, transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), insistió en que, quien no permite el desarrollo de estos "nuevos liderazgos", "está matando al futuro de la patria".

Al respecto, insistió en que "los cargos no son para apoltronarse" y aseguró que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) "tomará medidas ejemplares" si alguien "manipuló" sus primarias.

En este sentido, aseguró que esas personas que manipularon las primarias, cuyos nombres prometió dar próximamente, "empañaron las primarias más allá" de lo que creía y "dividieron al pueblo porque querían mantenerse encapsulados en los cargos".

Finalmente, reiteró que, en su Gobierno, revisan aún los resultados de las recientes elecciones regionales y locales en las que obtuvieron la victoria en 19 de las 23 estados, además de Caracas, pero consideró que pudieron "haber sacado más votos".

"Bien donde ganamos y bien donde perdimos, también, porque hay que aprender y sentir aquel latigazo del pueblo para rectificar, sacarse de encima vicios, burocracia, corruptela y empezar el camino de nuevo en la senda de (el fallecido presidente Hugo) Chávez", concluyó.