EFELima

El ministro de Justicia de Perú, Vicente Zeballos, calificó este viernes de "impertinente" la decisión del Congreso, de mayoría fujimorista, de interpelarlo por el acuerdo de colaboración firmado entre la Fiscalía peruana y la constructora brasileña Odebrecht, en el centro de un gran escándalo de corrupción.

Zeballos consideró que hay tres aspectos por los cuales la decisión del Parlamento podría calificarse de impertinente, entre ellos que el nuevo gabinete, al que pertenece, aún no ha recibido el voto de investidura.

"La secuencia inmediata de una interpelación es la censura. ¿Puede censurarse a un ministro que es parte de un gabinete al cual no se le ha otorgado aún la confianza?", cuestionó este viernes en la emisora RPP Noticias en alusión a la jura de cargos hecha el lunes último.

El titular de Justicia consideró que "no hay antecedente" ni norma constitucional que incluya este tipo de circunstancias.

Otro aspecto a considerar es la coyuntura en que se enmarca esta próxima interpelación, dado que el acuerdo de colaboración con Odebrecht está pendiente de una homologación del juez; así como la reciente firma de un acta preliminar de colaboración con el conglomerado brasileño OAS.

Zeballos se refirió también a que la medida del Congreso es "impertinente" porque tiene "un ropaje político", ya que el poder que viene impulsando la lucha contra la corrupción es el Poder Ejecutivo, liderado por el presidente peruano, Martín Vizcarra.

"Aún no hemos sido notificados como corresponde oficialmente. No obstante, como demócratas y parlamentarios, estamos prestos a acudir a cualquier requerimiento dentro de los mecanismos de control político que señala la Constitución como facultad del Congreso", agregó Zeballos.

Al ser consultado sobre la opinión de Vizcarra sobre que el monto de reparación civil que pagará Odebrecht al Perú "debería ser mayor", como afirma la oposición en el Parlamento, Zeballos coincidió en que le parecía insuficiente.

"Comparto el parecer del señor presidente, pero no se trata de pareceres, sino de responsabilidades funcionales apegadas al marco normativo predeterminado, que es la ley", apuntó.

Los fiscales del caso Lava Jato en Perú firmaron el pasado 15 de febrero un acuerdo de colaboración con la constructora brasileña, que se comprometió a entregar documentos "valiosos" y a pagar 610 millones de soles (182 millones de dólares) por los sobornos realizados.

La compañía deberá abonar también los intereses legales correspondientes al valor acordado, que podrían ascender a los 150 millones de soles (unos 45 millones de dólares).

Odebrecht deberá pagar aún en 2019 todos los impuestos vigentes hasta la fecha, que suman unos 450 millones de soles (135 millones de dólares), a cambio de que pueda volver a licitar con el Estado peruano.

Ante las revelaciones de los detalles del acuerdo, diversos congresistas fujimoristas y de otras bancadas de la oposición consideraron necesario que el ministro y el procurador público acudan al Congreso a dar explicaciones.

El ministro Zeballos deberá responder a la interpelación el próximo jueves 21 de marzo, luego de que la propuesta de la fujimorista Yeni Vilcatoma fue aprobada este jueves por mayoría en el Parlamento.