Por Marcela Miguel Berland

17 ago.- Cada cuatro años, a medida que nos acercamos a las elecciones presidenciales, los candidatos presidenciales presentan distintas iniciativas en relación a la política migratoria.

En los últimos años el tema inmigratorio ha sido parte de todos los debates políticos en el país. Dada la creciente importancia de los votantes latinos en las últimas elecciones presidenciales, los candidatos tantos republicanos como demócratas compiten por atraer los votos de este sector.

Sin embargo, la tarea se dificulta para los candidatos republicanos quienes deben primero conquistar a su base para ganar las primarias.

En el último debate republicano, los tres principales candidatos - Jeb Bush, Marco Rubio y Donald Trump - hablaron sobre su posición frente al tema migratorio. Edelman Berland, una firma de investigación con sede en la ciudad de Nueva York, llevó a cabo una encuesta online entre 200 votantes (la mitad entre el público en general y la otra mitad entre votantes Latinos). Durante la encuesta, también se midió la reacción de los votantes al debate Republicano. Los resultados muestran una clara división entre los votantes en general y los votantes latinos.

Éste es un tema que divide claramente al electorado. Mientras que un alto número de los votantes no latinos apoyan la posición de los candidatos republicanos, la gran mayoría de los votantes latinos desaprueban sus posiciones.

Dos de cada tres votantes (latinos y no latinos) coinciden en que no votarían por un candidato que no apoye una reforma inmigratoria. Asimismo seis de cada diez votantes en ambos grupos dicen estar desilusionados con el presidente Obama por no haber podido aprobar una reforma inmigratoria durante su gobierno.

Si los republicanos quieren atraer a los votantes latinos deben dejar de utilizar el término "ilegales". El 45 % de los votantes hispanos opinan que decir "inmigrantes ilegales" es ofensivo; comparado con el 30 % de la población en general.

Una de las diferencias mayores encontradas en la encuesta se observa en relación a cuál es el papel de los latinos en los Estados Unidos. Cuando se les preguntó a los votantes si los trabajadores indocumentados ayudan a crecer la economía o toman empleos de los ciudadanos norteamericanos, el 74 % de los votantes latinos opinan que contribuyen a la economía; comparado con el 40 % de los votantes no latinos.

Reacciones a los principales candidatos republicanos:

BUSH

Durante el primer debate republicano, el 34 % de los votantes hispanos opinó que Bush tuvo en el debate una "excelente" o "muy buena" labor comparado con el 28 % de los votantes en general.

El público en general respondió en forma más positiva cuando Bush habló de la necesidad de brindar mayor seguridad en las fronteras, mientras que los latinos favorecieron las declaraciones sobre "es nuestra responsabilidad elegir quien entra al país y quien no".

TRUMP

La retórica de Donald Trump en relación a la política migratoria no ha tenido un efecto positivo entre los votantes latinos. El 30 % de los votantes latinos opina que su presentación en el debate fue "excelente" o "muy buena" frente al 48 % de los votantes no latinos. Los votantes latinos reaccionaron muy negativamente a las declaraciones de Trump durante el debate acerca de construir una muralla en la frontera con México y también cuando expresó: "El dinero se va y las drogas entran".

RUBIO

Marco Rubio recibió el puntaje más alto entre los votantes latinos. El 45 % calificó su labor en el debate como "excelente" o "muy buena" frente al 55 % de los votantes no latinos.

Los votantes hispanos reaccionaron muy positivamente a las declaraciones de Rubio cuando dijo que la mayoría de las personas que cruzaban la frontera provenían de El Salvador, Honduras y Guatemala. Su reacción fue negativa cuando mencionó la construcción de una muralla y el establecimiento de un sistema de "E-Verify".

La población hispana necesita sin lugar a dudas una alternativa al Partido Demócrata. Todos somos conscientes de la fallida promesa del presidente Obama de pasar una ley migratoria en los primeros doce meses de su gobierno. Todavía estamos esperando. Pero si los Republicanos continúan con su discurso de ataque a los indocumentados, lo cual dificulta el apoyo de los votantes latinos, será que el Partido Republicano no aprendió su lección después de los deplorables resultados obtenidos entre los votantes latinos?

(Las tribunas expresan la opinión de los autores, sin que EFE comparta necesariamente sus puntos de vista)

EFEUSA