Los pagos invisibles van a subirse al escenario como la nueva norma comercial

La gran demanda de los clientes, las regulaciones y las mejoras en la infraestructura impulsarán experiencias de pago que son instantáneas e invisibles, conduciendo a una transformación completa del sector.La biométrica, la tokenización, la fusión de sensores y el aprendizaje automático abrirán el camino para la aplicación de los pagos invisibles.Ya podemos ver esta tendencia en acción a través de la facturación recurrente, las cajas sin cola y las tiendas sin cajeros.Ámsterdam, Nov. 08, 2019 (GLOBE NEWSWIRE) -- Payvision, un proveedor global de pagos en el ámbito de la tecnología financiera y la omnicanalidad, publicó un nuevo libro electrónico que explora el futuro de los pagos comerciales. El estudio analiza cómo la próxima generación de pagos está reinventando la experiencia de compra, ofreciendo a los comerciantes una visión clara de las tendencias estratégicas claves.El futuro de los pagos es instantáneo e invisible, desencadenado por las necesidades y demandas de los consumidores modernos de hoy: los «millennials» y la generación Z. Para 2020, se prevé que el poder adquisitivo de ambos grupos de consumidores alcance los 1,4 billones de dólares y los 44.000 millones de dólares, respectivamente, lo que significa que la experiencia de los pagos futuros se verá impulsada en gran medida por su comportamiento. Estos consumidores esperan una experiencia de compra digital lo más natural posible, incluso inconsciente. Además, en su búsqueda de los mejores productos y servicios, los consumidores quieren una experiencia de compra integrada y fluida, independientemente del punto de contacto. Para ellos, las barreras entre canales se difuminarán tanto que se volverán prácticamente inexistentes, lo que demuestra que la transformación de los pagos exige una clara necesidad de servicios omnicanales.El comportamiento de los consumidores, los avances normativos como la PSD2 y la infraestructura moderna están convergiendo para mejorar la innovación y el crecimiento en el ecosistema de pagos. Como resultado, los monederos móviles como Apple Pay, Google Pay y WeChat Pay son cada vez más populares. Pronto llegará el día en que ya no tendrá que sacar una tarjeta de débito o crédito para pagar; de hecho, estimamos que el 56 % de todas las transacciones de comercio electrónico se pagarán a través de monederos móviles para el año 2023.Las tecnologías utilizadas para ofrecer experiencias de pago sin fricciones incluyen la tokenización, la fusión de sensores, las cámaras, el aprendizaje automático y el análisis de datos. «La Tokenización es imprescindible para todos los negocios de comercio electrónico, así como para cualquier comerciante fuera de línea que desee ofrecer una experiencia de pago fluida», explica Ankur Sharma, gerente de productos omnicanales de Payvision. «No sólo protege los datos sensibles de los titulares, sino que también hemos visto pruebas en el ecosistema de que la tokenización puede aumentar la conversión fácilmente hasta en un 6 %».Los pagos invisibles ya están teniendo lugar a través de la facturación recurrente, las cajas sin colas y el pago en tiendas sin cajeros. Para 2023, las tecnologías de pagos invisibles generarán 28.000 millones de dólares en transacciones.El último libro electrónico de Payvision analiza todos los factores, casos de uso práctico y tecnologías que impulsan la próxima transformación de los pagos comerciales. Además de esto, hemos incluido consejos para que las partes implicadas en el comercio electrónico prosperen en el competitivo ruedo del comercio. Obtenga su copia gratuita del libro electrónico aquí.Acerca de PayvisionPayvision es un procesador de pagos global impulsado por la pasión por la tecnología y la simplificación de los pagos. Con una plataforma única y segura, impulsamos las transacciones para empresas de todo el mundo. Conocemos las últimas técnicas de inteligencia artificial, estrategias omnicanales y prevención avanzada de fraudes. La dedicación a nuestros clientes lo demuestra; aquí es donde realmente marcamos la diferencia. Permitiendo una experiencia de cliente intuitiva e impecable en todos los canales, aportamos un ritmo único a los pagos. Con sede en Ámsterdam (Países Bajos), hemos crecido en los últimos 17 años hasta convertirnos en un equipo internacional con oficinas en Norteamérica, Europa y Asia. En 2018, ING compró una participación del 75 % en Payvision, lo que nos permite ofrecer una combinación imparable de los mundos de la tecnología financiera y la banca juntos. Esta asociación significa innovaciones vanguardistas y una mentalidad de arranque apoyada por la experiencia y la red global de ING.Obtenga más información sobre cómo simplifica Payvision los pagos en payvision.com. Póngase en contacto con nuestro equipo de relaciones públicas y comunicaciones en press@payvision.com o en el +31 20 794 23 00.