EFENueva York

Dos alebrijes de la cultura Zapoteca de Oaxaca llegaron hoy al Rockefeller Center de Nueva York, junto a dos katrinas enormes, con la encomienda de proteger a los miles de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

La inauguración de los alebrijes supuso el comienzo de la Semana de México como parte del "Mes de Oaxaca en EE.UU", que coincidirá además con al popular celebración del Día de los Muertos, que conmemoran las catrinas, uno de los iconos más representativos de la cultura mexicana.

Las impresionantes esculturas de Alebrijes, un jaguar y un águila, animales protectores de la cultura Zapoteca, fueron realizadas por el taller de los artesanos Jacobo y María Ángeles y son resultado de una alianza entre el Rockefeller Center y las autoridades de Oaxaca.

"En la cultura Zapoteca tenemos veinte animales y tenemos la creencia de que nos protegen, y hay tres (símbolos) de poder que son los que quisimos traer para este momento especial: el jaguar, que es el animal terrenal, el águila, que representa el poder visual, y la serpiente, representada en la cola del águila (como un dragón) y que puede vivir en tres mundos", dijo a Efe el escultor Jacobo Ángeles.

Dijo además a Efe que es "un gran orgullo" que las esculturas de su taller se estén mostrando en Nueva York y afirmó que exhibir el arte de México en otros países es algo que se debe fortalecer para reactivar la economía de ambas partes.

Los Alebrijes se conocen como guardianes de los sueños pero el taller de los Ángeles quiso que estos dos guardianes llegaran a Nueva York para proteger a los inmigrantes, inspirados en la historia de Francisco, el abuelo de Jacobo, que emigró a Nueva York hace muchos años para trabajar en construcción para luego regresar a su país.

"Lo que tratamos de expresar con el arte es una manifestación pura de defender la dignidad humana de que todos somos importantes y que tenemos que respetarnos", comentó Jacobo.

Su esposa, también artesana, recordó que Francisco "siempre nos decía que había venido a trabajar, nos decía muchas cosas de Nueva York", y explicó que los alebrijes, que estarán presentes durante un mes, han necesitado el trabajo de diez personas.

También se mostró complacida por la exhibición por lo que significa la cultura para los mexicanos "y sobre todo que Oaxaca es un estado lleno de tanta energía, cultura, colores y tradiciones".

Por su parte, el embajador de México en EE.UU., Esteban Moctezuma Barragán destacó que Oaxaca es conocida internacionalmente por su trabajo cultural, diversidad y la calidez de su gente, y por ser "uno de los estados más coloridos" del país.

El Rockefeler Center celebrará el tradicional Día de los Muertos de México el próximo viernes con la exhibición de esculturas del artesano Julio César Menchaca.