EFE NewsLos Ángeles

La llegada a Cuba del musical "Rent" es el punto de partida de "Revolution Rent", un documental de Andy Señor Jr. y Víctor Patrick Álvarez que estrena HBO este martes y que narra cómo fue la primera representación de una producción estadounidense de Broadway en la isla caribeña en más de 50 años.

"Montar esta obra de 'Rent' fue la metáfora de lo que es posible en la normalización entre Cuba y Estados Unidos", dijo a Efe Andy Señor Jr. en una entrevista telefónica.

El máximo responsable tanto del documental como del montaje de "Rent" para La Habana consideró que ir "paso a paso" y crear "una conversación" es lo necesario para normalizar las relaciones entre ambos países.

"Es como crear un puente: se hace entre dos", ejemplificó.

UNA AVENTURA MUSICAL

La historia de cómo este estadounidense de origen cubano se apuntó a la aventura de llevar en 2015 un musical de Broadway a La Habana comienza en la década de los 90.

En aquellos años, Andy Señor Jr. era todavía un joven actor tratando de hacerse hueco cuando se enamoró perdidamente de "Rent".

Señor Jr. convenció entonces a Jonathan Larson (1960-1996), el autor de "Rent", para que le dejara interpretar el papel de Angel en este musical acerca de un grupo de jóvenes neoyorquinos buscándose la vida y que fue pionero en su tratamiento respetuoso del sida frente al estigma, la homofobia o la criminalización que solían rodear a esta enfermedad.

"Creo que hay mucho dolor, mucho amor en este musical. Es como una terapia de uno mismo. Creo que hay ahí una verdad que es eterna", apuntó.

"Rent" cambió totalmente la vida de Señor Jr., ya que desde entonces ha dedicado una parte muy importante de su carrera a montar representaciones del musical por países de todo el planeta, entre ellos, por supuesto, Cuba.

DUDAS FAMILIARES

Los primeros obstáculos para llevar a "Rent" hasta Cuba comenzaron con la propia familia de Señor Jr., que dejó la isla tras la Revolución cubana para ir a Miami (EE.UU.).

Así, uno de los momentos más interesantes de "Revolution Rent", que cuenta entre sus productores con el actor Neil Patrick Harris, se da cuando la madre de Señor Jr. le dice rotundamente a su hijo que no apoya su idea de preparar un musical para Cuba.

El director admitió que su familia se sintió casi "arrinconada" en este tema, ya que sabían que él no iba a renunciar a presentar un musical que tuvo "un gran impacto" en su vida hasta la tierra de sus antepasados.

"Me encantó que en nuestro musical había muchas dimensiones de la conversación entre Cuba y Estados Unidos, entre el exilio cubano y Cuba. El documental refleja esas diferentes conversaciones", dijo.

"El documental no coge ningún punto de vista políticamente: refleja todos. Pero ves cuáles son los resultados de la dinámica de normalizar las relaciones", añadió.

TALENTO Y CONTRADICCIONES EN CUBA

Para crear "Rent" en Cuba, Señor Jr. no tuvo problemas en encontrar maravillosos artistas en una isla conocida por su alta concentración de talento por metro cuadrado.

Pero sí tuvo que ingeniárselas para lidiar con la inexperiencia de los actores en una producción así y con sus penurias económicas y vitales, que en muchos casos recordaban a las de los personajes de ficción de "Rent".

"Creo que les dimos a los actores espacio para expresarse de una manera que no pueden hacer fuera del teatro", contó al subrayar las contradicciones y paradojas de abordar un musical sobre la libertad en un país como Cuba.

"Revolution Rent" termina con un detalle triste puesto que su madre, que viajó a Cuba por primera vez en décadas solo para ver el montaje de "Rent" de su hijo, falleció poco después.

En este sentido, Señor Jr. aseguró que "Revolution Rent" es un tributo "cien por cien" a ella.

"Antes de ir a Cuba tenía miedo de si iba a deshonrar a mi familia y a mi madre yendo a Cuba", confesó.

"Pero poder honrar así la vida de mi familia para mí es como otro nivel de existencia, personalmente. Me siento muy orgulloso y afortunado. No sé ni cómo explicarlo: es más grande que mi propia humanidad", finalizó.