EFEUSANueva York

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, presentó este viernes en Nueva York el anuario sobre el estado de la lengua española en el mundo, la primera vez que se hace fuera de España, "para decir que el español no es de España, sino que es de toda una comunidad" de hispanohablantes.

"La lengua es la gran compañera de la igualdad y del diálogo frente a los supremacismos y por eso estamos aquí, por eso hemos salido de España, para decir que el español no es de España, sino que es de toda una comunidad", dijo García Montero en la sede del Instituto Cervantes en Manhattan.

En su discurso, Montero contrapuso el español actual al del siglo XV, concebido como un idioma que debía ser "compañero del imperio".

En 2019, "la lengua es la gran compañera de la igualdad y del diálogo frente a los supremacismos", subrayó el poeta español, que defendió "el respeto a los matices" como "la mejor manera de mantener la unidad del idioma".

El informe del "buque insignia del español" destaca que en 2019 casi 483 millones de personas tienen el español como lengua materna, cerca de 3 millones más que en 2018, según cifras del estudio anterior.

Esto supone, que el 7,6 % de la población mundial es hispanohablante y que, según las previsiones del Instituto Cervantes, en el año 2050 la "comunidad hispanohablante será ligeramente superior a la actual", concretamente el 7,7 % de la población mundial.

Una cifra que, sin embargo, caerá en 2100 de "manera significativa" hasta el 6,6 % "debido fundamentalmente al descenso de la población de los países hispanohablantes, que cederán definitivamente el testigo a la India y a buena parte de los países del África Subsahariana como motores del crecimiento de la población mundial".

Asimismo, el estudio destaca que Estados Unidos se convertirá en el año 2060, con 119 millones de hispanos, en el segundo país con más hispanohablantes, después de México.

Según las estimaciones realizadas por la Oficina del Censo de Estados Unidos, "los hispanos serán 119 millones en 2060. Eso supondrá que el 28,6 % de la población estadounidense, casi uno de cada tres residentes en Estados Unidos, será hispano".

La institución cultural y educativa ha constatado que el español continúa siendo la "segunda lengua materna del mundo por número de hablantes, tras el chino mandarín, y la tercera lengua en un cómputo global de hablantes, después del inglés y del chino".

No obstante, el director de la institución cultural en Nueva York, Richard Bueno, advirtió que a pesar de la buena salud del español que muestran los datos no hay que caer en la "autocomplacencia".

"La autocomplacencia está muy reñida con el progreso, con la ambición, con el ánimo por progresar, porque, realmente, si nos sentamos rascándonos un poco con la autocomplaciencia la barriga nos quedaremos atascados y, entonces, todos los proyectos antiguos y de otros países pueden coadyuvar a que estos indicadores no asciendan", apuntó.

Por eso, subrayó: "No podemos perder el carro. Estratégicamente, los países hispanoablantes tienen que estar haciendo estrategias de formación del español en el mundo".

En la presentación intervinieron también el escritor español Kirmen Uribe, el periodista también español Guillermo Fresser y los mexicanos Marisa Céspedes, directora del canal Televisa en Nueva York, y Daniel Fernández, de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, entre otros.

Fernández destacó que en Estados Unidos se está superando de forma gradual "una visión muy generalizada en la sociedad" según la cual el español "era visto como un problema que había que remediar".

Según él, en la actualidad, "hay una visión mucho más constructiva" de que es "un bien, un valor positivo, incluso una parte integral de EE.UU.".