EFERoma

Un fresco en excelentes condiciones de conservación que representa el mito de la belleza de Narciso es el nuevo hallazgo en la recuperación de una lujosa casa en las nuevas excavaciones que se realizan en Pompeya, la ciudad romana sepultada por la erupción del Vesubio del 79 d.C.

El nuevo hallazgo se encuentra en la misma casa en la que hace algunos meses fue también descubierto otro fresco con una escena de carácter sexual que representa el mito griego de Leda y el cisne.

"Una alcoba sensual y refinada ha reaparecido en su total belleza durante la excavación del Regio V de Pompeya, como la espléndida imagen de Leda y el cisne, detrás de la sala, en la parte del atrio de la vivienda, con paredes de vivos colores, aparece el fresco de Narciso mientras se mira en un estanque", explicaron hoy en una nota desde esta área arqueológica.

Los arqueólogos están poco a poco descubriendo esta casa cuyas decoraciones se conservan en buen estado y representan delicados adornos florales, intercalados con grifos con cornucopias, cupidos voladores, bodegones y escenas de peleas entre animales.

En el atrio donde se encontró el fresco de Narciso son aún visibles las escaleras que conducían al piso superior, pero sobre todo también se ha descubierto el espacio del sótano, utilizado como almacenamiento de una docena de recipientes de vidrio, ocho ánforas y un embudo de bronce.

"La belleza de estas habitaciones, ya evidente desde los primeros descubrimientos, nos ha llevado a modificar el proyecto y continuar la excavación para sacar a la luz el entorno de Leda y el atrio detrás", explicó la directora interina del Parque arqueológico Alfonsina Russo, que adelantó que el objetivo es que pueda ser visitada por el público en el futuro.

El director saliente de esta área arqueológica destacó que todos los ambientes de la casa "están impregnados por el tema de la alegría de la vida, la belleza y la vanidad" y que se trata de "una decoración deliberadamente lujosa y probablemente pertinente a los últimos años de la colonia, como demuestra el extraordinario estado de conservación de los colores".