EFEUSALos Ángeles

El escritor Randy Jurado Ertll ha actualizado la leyenda salvadoreña de la Siguanaba, una bella mujer que vive en las pozas y ríos, para convertirla en una inmigrante que triunfa en Estados Unidos y llega hasta ser Papa.

En "La Siguanaba and the Magical Loroco" (editorial Ingram), que salió este martes a la venta, la bella "emigra al norte" por la violencia y, gracias a su inteligencia para los negocios y "sus encantos", establece una empresa de lavandería "y gana contratos con el Pentágono para lavar ropa de las fuerzas armadas".

La versión en español será lanzada a mediados de diciembre con el título "La Siguanaba y el loroco mágico".

"Necesitamos mujeres súper héroes", dijo a Efe Jurado Ertll acerca de su versión actualizada de la leyenda salvadoreña, que es su octavo libro.

Jurado Ertll, hijo de madre salvadoreña y padre francés, nació en EE.UU. hace 47 años, pero su mamá fue deportada cuando él era un niño y se lo llevó a vivir con ella a El Salvador.

El escritor, con maestría en Estudios de Organizaciones y Liderazgo de la universidad "Azusa Pacific" de California, es profesor en escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD).

La Siguanaba inmigrante se gana a los generales con platillos típicos salvadoreños como buñuelos de yuca con miel, conocidos como "nuégados", con un atole a base de maíz llamado "chilate", pero además "tiene un arma secreta" para los negocios extraída de los jardines de su mansión en Beverly Hills: "El loroco mágico".

Con las flores "con sabor a pueblo" cocina tortillas rellenas de queso con loroco, las populares pupusas salvadoreñas, "para encantar" a los que aprueban las licitaciones.

La protagonista del libro es descrita como bilingüe, bicultural, bisexual y bipolar, y, "su máxima aspiración en la vida es espiritual", indicó el novelista.

"La Siguanaba quiere ser la primera mujer sacerdote y la primera mujer Papa de la historia", dijo Jurado Ertll.

Para lograrlo contrata a otro personaje de leyendas salvadoreñas, "El Cadejo", quien emigra a los Estados Unidos con amplia experiencia como operador de guerra sucia y "productor de pornografía política".

Así crea una videoteca de actividades sexuales de "cada uno de los sacerdotes" para chantajearlos y lograr apoyos para que La Siguanaba llegue al Pontificado, adelanta el escritor.