EFE NewsNueva York

El libro de la escritora estadounidense Jeanine Cummins "American Dirt", una de las novelas más esperadas del 2020 y también recomendada por el club de lectura de Oprah Winfrey, acaba de salir al mercado con elogios pero también con una lluvia de críticas.

El libro, que en español se ha titulado "Tierra Americana" y está entre los 20 más vendidos de Amazon, cuenta con el apoyo de escritores como Stephen King que lo calificó de extraordinario o Sandra Cisneros que la catalogó como "una gran novela".

"Tierra Americana" cuenta la historia de la vendedora de libros Lydia Quijano Pérez, quien decide huir al norte (EEUU) con su hijo Luca, de 8 años, en el temido tren La Bestia, como muchos otros inmigrantes, luego de que un cartel de drogas asesinara a más de una docena de miembros de su familia durante una fiesta de quinceañera.

Entre las víctimas estuvo su marido, un periodista que había escrito un perfil sobre el líder del cartel.

Las críticas a la novela van dirigidas a la trama, a la que el autor y profesor chicano David Bowles se refiere como "perjudicial e inexacta".

Bowles sostiene que el libro abusa excesivamente de imágenes dramáticas, mientras que otros críticos han cargado contra los estereotipos, los personajes y la escritura e incluso han planteado si Cummins era apta para contar esta historia, según señalan varios medios de prensa.

En una reseña de la obra para el BuzzFeed News, Barbara VanDenburgh destaca que los personajes "hacen terribles decisiones que desafían la lógica", mientras que la autora chicana Myriam Gurba también hizo una dura crítica de la protagonista (Lydia), de quien dice es "incoherente", "ingenua" y se comporta "de manera estúpida".

Señala que pese a que su marido se había referido a Lydia como una de las mujeres más inteligentes que había conocido, esta "se comporta de manera irritantemente ingenua y estúpida" y experimenta "conmoción tras conmoción cuando se enfrenta a las realidades de México, realidades que no sorprenderían a un mexicano". Igualmente, asegura que el libro tergiversa la imagen de México.

Precisamente, una mexicana famosa como Salma Hayek hizo mención al libro en su cuenta de Instagram, de donde retiró un mensaje positivo sobre la novela, emocionada "al leer en la descripción que trataba sobre una mujer mexicana", si bien reconoció que no había leído el libro ni estaba consciente "de la controversia que ha generado".

"Quiero agradecerles a todos ustedes que llamaron mi atención y me regañaron por no haber investigado bien lo que estaba recomendando", señaló Hayek.

La también mexicana Yalitza Aparicio fue esta semana en su país tendencia en Twitter, tras publicar en su cuenta en esta red social una foto con la publicación acompañado del mensaje: "Nada como arrancar el año con un nuevo libro para leer" y agradecer a Oprah Winfrey la recomendación.

El libro también ha generado profundas preguntas sobre la raza e identidad, según destaca BuzzFeed News, que recuerda que en 2015 Cummins se había descrito como una mujer blanca, con una abuela puertorriqueña, y aseguraba que por su nombre, el color de su piel o su cabello nunca tendría obstáculos para lograr el éxito.

Pero, señala además que en 2019, en una entrevista sobre su libro se identificó como "Latinx" lo que le ha valido críticas de que la industria editorial pondrá mucho dinero en una mujer blanca que se ha autodefinido como latina para llamar la atención del público blanco que se está dando cuenta de las atrocidades del sistema de inmigración de este país.