EFEUSAMiami

Wonder, una exposición que reúne obras de artista menores de 18 años, abre hoy sus puertas en Miami con la misión de dar poder a los niños y cuenta como embajadora con la prodigio australiana de 11 años Aelita Andre, que busca "hacer feliz" con su arte, según dijo a Efe.

Ashley Sidman, fundadora de Wonder, que se presenta durante la Semana del Arte de Miami, dijo a Efe que más que una exposición de arte puede tratarse de un movimiento.

"Estas son las voces de nuestro futuro, con y sin redes sociales. Con autenticidad y colaboración en armonía", manifestó.

Aseguró además que los niños tendrán éxito con sus mentes "cuando transformemos nuestro currículo para hablar a sus corazones".

Por su parte, Andre dijo a Efe que el estilo de sus obras es una "abstracción mágica", y que la inspira el universo y la naturaleza.

La artista, que comenzó a pintar a los nueves meses, según explicó a Efe su madre Nikka Kalachnikova, hace parte de los niños creadores de un centenar de piezas que forman parte de Wonder Kids Basel.

Para Sidman, la iniciativa de Wonder es financiar un currículo innovador diseñado "para ayudar a los niños a navegar por las complejidades del mundo".

Kalachnikova aplaudió el proyecto al señalar que es necesario incentivar a los niños a escuchar su corazón.

"Haz lo que tu corazón quiera, y tendrás éxito, pero sé original. Muy importante: No copies a nadie", dijo a Efe.

Explicó que Aelita es autodidacta y se identifica con el mensaje de dar poder a los niños.

"Ella tuvo su primera exposición individual cuando tenía dos años de edad y la primera muestra internacional cuando tenía dos años", recordó.

"Maravilla infinita", como llama Aelita la exposición individual que inaugura hoy dentro de esta muestra, es una muestra de que su inspiración es la naturaleza.

"Creo que el cosmos es increíble. El universo me inspira y eso es en lo que mis pinturas se basan, en la naturaleza y el universo, amo los árboles y los animales, amo todo lo que tenga que ver con la naturaleza", señaló.

"Trato de basarme en la naturaleza, cómo la naturaleza evoluciona y se vuelve más compleja", agregó.

La artista definió su estilo como "abstracción mágica" porque sus pinturas cambian de formas. "A veces cuando lo miras puedes ver como un caballo o un unicornio, porque la pintura adquiere su propia forma", precisó.

Agregó que busca su arte hacer "feliz a la gente porque muchas veces en las galerías tienen obras que son increíbles y me encantan, pero no te hacen feliz".

"Trato de hacer que mis pinturas sean realmente brillantes, hermosas y coloridas, para que puedan disfrutar de la felicidad", dijo.

La muestra, inaugurada en el edificio Paramount Downtown Miami Worldcenter, forma parte de la Semana del Arte de Miami, que tiene como gran protagonista a la feria de arte contemporáneo Art Basel, que hoy abrió sus puertas para coleccionistas y mañana jueves lo hará para el público en general.

Art Basel Miami Beach aspira a congregar a unas 80.000 personas en el renovado centro de convenciones de esta ciudad costera y aledaña a Miami, en donde estarán presentes 268 galerías que representan a 4.000 artistas de 35 países diferentes.

Una vez más, el arte latinoamericano y español tiene presencia en Art Basel y la veintena de ferias que la circundan.