EFE NewsChicago (AZ)

"La Casa en Mango Street", la popular novela de Sandra Cisneros, brincará a la pantalla chica después de que la autora mexicoestadounidense acordase desarrollar una serie para Netflix con la que pretende dar mayor visibilidad y contar las "historias" de la comunidad latina del país.

Reacia durante décadas a trasladar a la gran o pequeña pantalla su novela emblema, publicada en 1984, Cisneros señaló en entrevista con Efe que además de la irrupción de las plataformas de "streaming" otro factor importante para dar luz verde ha sido el actual clima antiinmigrante.

“El tiempo es propicio para que nosotros contemos nuestras propias historias”, aseveró la autora, que recalcó que en ese contexto "es bueno estar en la sala de muchos hogares en todo el país, con diferentes clases de gente".

"La Casa en Mango Street" fue la primera novela publicada por Cisneros, nacida en Chicago (Illinois) de padre mexicano y madre mexicoestadounidense, y su trama está enhebrada por varias viñetas que muestra las historias de jóvenes hispanos que residen en un barrio de la ciudad de origen de la autora.

Tiene como protagonista a Esperanza Cordero, una adolescente que ejerce de narradora y que busca encontrar su identidad como mujer e inmigrante en un contexto de pobreza y racismo.

"No estaba lista para eso", confesó Cisneros vía telefónica desde Guanajuato (México), al recordar que por mucho tiempo mantuvo negociaciones para volcar a la pantalla la novela, traducida a más de veinte idiomas y con más de seis millones de copias vendidas, las mismas que luego se caían "porque los cineastas indicados no llegaban al proyecto".

“No había pensado en la rama de la televisión y por eso cambie de opinión el año pasado cuando las negociaciones con Gaumont comenzaron”, manifestó.

Cisneros llegó a un acuerdo con Gaumont Producciones, la misma que desarrollo y produjo la exitosa serie de Netflix "Narcos", para finalmente ver en pantalla su obra, a través de un proyecto en el que la galardona autora podría ser productora ejecutiva y en el que participan Alexandra Hunter, vicepresidenta senior de asuntos creativos, y Tely Morrison, directiva de asuntos creativos.

“Cuando escribí la novela pensé que el escenario del libro bien podía ser cualquier ciudad de Estados Unidos. Lo que la compañía productora elija, es su visión. Tengo que tener confianza en que harán un buen trabajo”, dijo, al ser cuestionada si la serie se grabara en Chicago, lo que desconoce por ahora, así como quien interpretará el papel principal y quienes los responsables del guión.

“Creo que es importante que alguien de la comunidad latina escriba sobre nosotros con toda nuestra complejidad y cultura”, deslizó. “Y, como los personajes en 'La Casa En Mango Street', nuestra comunidad está hecha de muchos matices y colores”, agregó.

“Espero que el reparto represente la diversidad que hay entre nosotros los hispanos y espero que la audiencia también sea una muy diversa,” dijo Cisneros, quien opinó que la televisión es un medio muy democrático porque llega a todas las familias del país.

Recipiente en 2016 de la Medalla Nacional de las Artes, concedida por el Gobierno de EEUU, Cisneros vive desde 2013 en San Miguel de Allende, en el estado mexicano de Guanajuato, adonde llegó desde San Antonio (Texas), ciudad en la que residió y trabajo por muchos años.

Su penúltima ficción, "Una Casa Propia" (2015), contiene varios relatos de su vida en esa ciudad del suroeste estadounidense a la que se mudó tras abandonar a Chicago en los años 80, donde creció en medio de una familia de seis hermanos.

Interrogada si, como ha pasado, su novela no dé un salto exitoso a la pantalla, Cisneros reconoce que ha tenido "ese temor ya por mucho tiempo".

“Por eso había dicho no a muchas ofertas; claro hay muy pocos libros que se han traducido bien a la pantalla, pero en otro sentido durante los últimos diez años me ha impresionado mucho la televisión, hay muy buenas series y muy buenos guionistas, eso me inspira y me da valor”, dijo.