EFEArizona (EE.UU.)

Los Arizona Cardinals se consolidaron este domingo como único equipo invicto en lo que va de temporada con siete celebraciones al hilo al derrotar por 31-5 a los Houston Texans con un destacado desempeño de DeAndre Hopkins y Zach Ertz.

Hopkins atrapó un pase de 'touchdown' a su antiguo equipo y Ertz tuvo otra intervención similar.

El registro de siete victorias sin derrotas no lo alcanzaban los Cardinals desde 1974.

Arizona cayó en una desventaja temprana de 0-5 después de un comienzo lento de su ofensiva, pero se recuperó para ganar fácilmente.

Los Cardinals eran favoritos por 20.5 puntos, lo cual es una gran diferencia para un juego de la NFL.

Mientras que los Texans (1-6) han perdido seis juegos consecutivos.

El mariscal de campo Kyler Murray completó 20 de 28 pases para 261 yardas, con tres envíos de anotación y uno interceptado.

Su pase interceptado es su primero desde la Semana 3, pero fue uno de los raros momentos malos en otro día sólido.

James Conner agregó una carrera de touchdown de 18 yardas y Ertz tuvo una recepción de touchdown de 47 yardas, que fue la más larga de su carrera.

Fue la primera vez que Hopkins y J.J. Watt había jugado contra Houston, que es donde ambos se convirtieron en estrellas antes de llegar a los Cardinals. Watt firmó con Arizona durante la temporada baja pasada, mientras que Hopkins fue adquirido por los Cardinals en un intercambio en 2020.

Ambos tuvieron buenos momentos. Hopkins atrapó un touchdown de 1 yarda en el segundo cuarto, mientras que Watt agregó un tackle.

El entrenador en jefe de los Cardinals, Kliff Kingsbury, regresó a la banquillo el domingo después de ocho días fuera del equipo debido a una prueba positiva de COVID-19.

Por los Texans, su quarterback Davis Mills hizo buenos 23 de 32 pases para 135 yardas.