EFESt. Petersburg (EE.UU.)

El abridor Blake Snell trabajó 6 episodios y ponchó a 10 bateadores, y el receptor Travis d'Arnaud pegó su primer grand slam en la victoria de los Rays de Tampa Bay por 4-2 sobre los Medias Blancas de Chicago.

La victoria permite a los Rays detener una racha de 5 derrotas consecutivas.

En la lomita Snell (6-7) permitió sólo 3 imparables, regaló 2 pasaportes y retiró a 10 bateadores por el camino de ponche en ruta a conseguir la victoria.

D'Arnaud (10) pegó de 4 esquinas en el segundo episodio llevando la casa llena, contra los lanzamientos del abridor Dylan Cease.

El receptor conectó 1 de 3 y terminó con 4 remolcadas y 1 anotada.

Por los Medias Blancas la derrota la cargó Cease (1-2) en 5 episodios.