EFEEast Rutherford (Nueva Jersey, EE.UU.)

Las ausencias de jugadores claves por lesión no fue inconveniente para que los 49ers de San Francisco arrollasen este domingo de visitantes a los Giants de Nueva York a los que ganaron por 9-36.

De nuevo, los 49ers no necesitaron del mariscal de campo estelar Jimmy Garoppolo ni del resto de sus titulares lesionados para imponerse en el temido césped artificial de MetLife Stadium.

El equipo de San Francisco controló el balón a la ofensiva y dominaron con la defensiva a los poco competitivos Giants que siguen sin conocer la victoria en lo que va de temporada.

El mariscal de campo reserva Nick Mullens lanzó para 343 yardas y un touchdown que fue suficiente a la hora de darle a los 49ers la segunda victoria consecutiva en el MetLife Stadium, en semanas seguidas.

Los corredores Jerick McKinnon, Brandon Aiyuk y Jeff Wilson anotaron vía terrestre en un día casi perfecto para los Niners (2-1).

El pateador Robbie Gould sumó tres goles de campo para San Francisco, que la semana pasada venció en este mismo escenario por 13-31 a los Jets de Nueva York.

Los 49ers no contaron con Garoppolo (tobillo), los linieros defensivos Nick Bosa y Solomon Thomas (rodilla) ni los corredores Raheem Mostert y Tevin Coleman, quienes se lesionaron todos ellos ante los Jets.

El equipo de San Francisco se quejó de la nueva superficie artificial del estadio antes del encuentro, a la que atribuyeron las lesiones.

Pero esta vez no fue problema para los Niners cuando Mullens completó 25 de 36 pases y finalizó con un índice de pasador de 108,9 demostrando el buen momento de juego en el que se encuentra.

San Francisco superó a los Giants en yardas 420 a 231, mantuvo la posesión por 39:44 minutos y forzó tres intercambios de balón.

Mullens llevó a San Francisco a puntos en siete de sus primeras ocho posesiones.