EFERedacción Deportes (EE.UU.)

Los Angeles Clippers realizaron este viernes la ceremonia oficial del inicio de los trabajos de la construcción de su nuevo campo que llevará el nombre Intuit Dome y que se espera esté finalizado para el 2024.

El proyecto también incluye las instalaciones de entrenamiento, las oficinas del equipo para las operaciones comerciales y de baloncesto y el espacio comercial.

El dueño de los Clippers, el multimillonario Steve Ballmer, estuvo presente en el acto que se celebró en Inglewood (California), donde será construido el nuevo estadio por un valor de 1.800 millones de dólares, financiado todo con fondos privados, y tendrá un aforo de 18.000 espectadores.

Después de varios años de reuniones de trabajo para definir el diseño del campo, y a pesar de la pandemia del coronavirus, los responsables de la construcción han cumplido con todos los plazos establecidos.

De acuerdo a la información ofrecida por el equipo, el campo recogerá los últimos adelantados de la tecnología, la informática, la electrónica y permitirá a los aficionados tener una experiencia nueva, además de sentirse como si estuviesen en su propio hogar.

Los últimos avances tecnológicos estarán recogidos en todas partes, como algunos que permitirán a los aficionados dejar sus asientos, caminar hasta un puesto de comida en la explanada, tomar una bebida o un refrigerio y luego volver a su asiento.

No habría cajero, nadie para tomar el pedido y la cuenta del cliente se cargaría automáticamente.

El espacio para las piernas de los aficionados cuando estén sentados, será una constante en todo en interior del campo, desde las filas más bajas hasta la parte superior, superará con creces el estándar que se dan actualmente en la mayoría de las arenas de la NBA.

Todos los asientos estarán orientados a que cada aficionado pueda tener la mejor visión de lo que sucede en el campo, sin importar el lugar donde se encuentre.

Ese concepto es el que ha llevado a los Clippers y a los responsables del diseño y construcción del Intuit Dome a denominarlo "The Wall".

El nuevo recinto deportivo está diseñado para que el factor acústico pueda aprovechar al máximo el ruido que generen los aficionados para darle todo el apoyo al equipo y se pueda sentir la diferencia de jugar en casa.

Hasta que puedan tener completado su propio campo del Intuit Dome, los Clippers mantendrán al Staples Center, como su sede, la misma que comparten con Los Angeles Lakers y Los Angeles Kings de la Liga Nacional de Hockey sobre Hielo (NHL).