EFERedacción Deportes

Un panel del Congreso de Estados Unidos publicó este miércoles que el propietario de los Washington Commanders de la NFL, Daniel Snyder, dirigió una investigación alterna que interfirió con las acusaciones de acoso sexual que hay en su contra.

Las primeras acusaciones contra Snyder por acoso y abuso sexual surgieron en agosto del 2020 y se reforzaron con las realizadas en febrero de este año por seis exempleadas del equipo.

El grupo se compone por Melanie Coburn y Tiffani Johnston, exporristas; Emily Applegate, excoordinadora de mercadotecnia; Rachel Engleson, exdirectora de mercadotecnia; Brad Baker, quien era la gerente de vídeos, y la encargada de desarrollo comercial, Ana Núñez.

El Comité del Congreso encontró que mientras la NFL investigaba al equipo por mala conducta en el lugar de trabajo, Snyder utilizó, a través de su equipo legal, a investigadores privados para acosar e intimidar a los testigos.

Cuando las acusaciones se dieron a conocer la NFL inició una investigación sobre el ambiente laboral en los Commanders que estuvo a cargo de la firma de la abogada Beth Wilkinson.

Como resultado de la investigación el equipo fue multado con 10 millones de dólares, aunque la NFL no dio a conocer los resultados de dicha investigación.

Este miércoles el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes estadounidense publicó un informe que detalla cómo los Commanders y la NFL manejaron las denuncias de acoso sexual que denunciaron las empleadas del equipo.

Snyder rechazó comparecer en dos ocasiones; argumentó que había conflicto legal para hacerlo.

En el informe, la presidenta del Comité y representante demócrata de New York, Carolyn B. Maloney, escribió que descubrió evidencia de que Snyder buscaba desacreditar a quienes habían hecho reclamos contra el equipo y crear una narrativa exculpatoria.

Según lo escrito en este informe, la NFL estaba al tanto de las acciones de Snyder, pero no tomó medidas significativas para prevenir las acciones.

Para este miércoles se espera que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, se dirija al comité.

La intención de este comité es examinar las fallas de los Commanders y la NFL para así fortalecer las protecciones en el lugar de trabajo para todos los empleados.