EFEGilbert (Arizona, EE.UU.)

El expateador Jay Feely, veterano de 14 años de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), y su hijo Jace, un pateador junior en el equipo de fútbol de Gilbert Christian, están comprando comidas y llevándolas al personal sanitario y primeros auxilios que luchan contra la pandemia del coronavirus, agradeciéndoles por arriesgar sus vidas.

El expateador de los Cardinals de Arizona, dijo que "la razón por la que queríamos hacerlo, es que sólo estábamos viendo (los números) sentados en casa".

Agregó que "me di cuenta de que toda mi carrera había sido una bendición en poder jugar en la NFL, que además me permitió una plataforma en la me permite hacer algo bueno".

Feely dijo que "he estado en Haití. Es relevante ver lo que está sucediendo. Pensé: '¿Qué puedo hacer a la hora de ayudar?' Vi una historia en Washington. Y dije ayudo doblemente. Puedo hacerlo con el restaurante y la pequeña empresa que está sufriendo en este momento. Les compras comidas y al mismo tiempo lo llevas a los socorristas y les agradeces por arriesgar sus vidas".

El jueves, comenzó una página de gofundme, llamada "Food Fighters", pidiendo donaciones que ayudarían a los restaurantes locales y al personal médico y de primeros auxilios.

El objetivo es llegar a los 10.000 dólares. A partir del viernes a media tarde, se recaudaron casi 8.000.

El exmariscal de campo de los Cardinals, Kurt Warner, contribuyó con 1.000 dólares a la causa, al igual que el propio Jay Feely.

"Honestamente, espero que hagamos 10 veces más que el objetivo inicial", dijo Feely. "La gente es maravillosa a la hora de ayudar".

Feely y su hijo están entregando las comidas. Llevan máscaras y guantes para mantenerse a salvo del posible contagio.

El expateador dijo que la recompensa es ver cuán agradecidos y generosos han sido todos.

Por su parte, Jace Feely admitió que "me da otra visión de lo que muchas personas están haciendo por los demás", destacó Jace. "Ahora solo estoy en la escuela a través de internet. Estas personas están luchando por mantener sus restaurantes abiertos y otras luchando para mantener con vida a los enfermos".

"Una experiencia que ninguna clase de secundaria en línea te puede enseñar", admitió Jace Feely.

Mientras que Feely indicó que esta podría ser la mejor educación que Jace podría recibir durante esta crisis mundial de salud.

"Es bueno salir de ti mismo", comentó Jay Feely. "La gente está perdiendo seres queridos. El impacto que está teniendo en las familias. Los está obligando a pasar más tiempo juntos, hablar y convivir. Probablemente sea algo que necesitábamos más en la sociedad, que simplemente correr de manera irregular, con todo tipo de eventos que realmente no importan".