EFEEnglewood (Colorado, EE.UU.)

Los Broncos de Denver se decidieron este martes por la firma del mariscal de campo Blake Bortles para que pueda ocupar el puesto dejado vacante por Drew Lock, quien se lesionó el pasado domingo y será baja al menos por mes y medio.

La elección de Bortles, de 28 años, que se encontraba como agente libre tras haber jugado la pasada temporada con los Rams de Los Angeles, ya ha generado la polémica para aquellos que defienden la vuelta del mariscal de campo Colin Kaepernick.

Sin embargo, la organización de los Broncos no tuvo en cuenta la opción de Kaepernick y consideraron que Bortles es el jugador perfecto para formar parte del equipo mientras Lock esté de baja.

Bortles se someterá a los protocolos de COVID-19 obligatorios, que incluyen múltiples pruebas a lo largo de cuatro días.

El entrenador en jefe de los Broncos, Vic Fangio, ya había informado el lunes que el equipo tenía cerrado el fichaje de un mariscal de campo, pero no podría asistir a reuniones o entrenamientos "hasta el viernes o sábado".

El joven Jeff Driskel iniciará el partido del domingo ante los Buccaneers de Tampa Bay, que llegan a Denver con el legendario mariscal de campo Tom Brady, y se espera que Brett Rypien sirva como suplente después de ser ascendido desde la escuadra de entrenamientos a la plantilla activa.

A futuro, se espera que Bortles se desempeñe como el suplente de Driskel, quien ante los Steelers participó en 64 de las 77 jugadas ofensivas del partido y completó 18 de 34 pases para 256 yardas con dos touchdowns y una interceptación.

Bortles estuvo con los Rams la temporada pasada y apareció en tres partidos con dos intentos de pase.

Seleccionado con el número tres del sorteo universitario del 2014, Bortles pasó sus primeras cinco campañas de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) hasta el 2018 con los Jaguars de Jacksonville, disputó 75 partidos y tuvo una producción de 17.646 yardas con 103 touchdowns y 75 interceptaciones.

La llegada de Bortles se da en medio de una serie de bajas importantes que han sufrido los Broncos (0-2) desde el inicio de la temporada, incluidas las de Lock y al receptor abierto Courtland Sutton, ambos lesionados el pasado domingo en el partido que perdieron por 21-26 ante los Steelers de Pittsburgh (2-0).

Lock se desgarró el manguito rotador de su hombro derecho en el primer cuarto después de una captura del defensivo Bud Dupree, y una resonancia magnética practicada el lunes confirmó que el titular de primer año se perdería hasta cinco semanas.

Mientras, Sutton se perderá el resto de la campaña por una rotura en el ligamento anterior cruzado de la rodilla derecha.