EFEFoxborough (Massachusetts, EE.UU.)

El veterano receptor abierto Matthew Slater, de los Patriots de Nueva Inglaterra, mostró este lunes su optimismo ante la nueva era que ha comenzado el equipo tras la marcha del legendario mariscal de campo Tom Brady y tener al joven Jarrett Stidham como su posible recambio.

Slater, que ahora se ha convertido en el jugador que más tiempo lleva con el equipo, 13 temporadas, y ostenta el cargo de capitán, declaró a los periodistas en teleconferencia que los valores y cimientos de los Patriots están por encima de cualquier jugador.

"No creo que los objetivos cambien en absoluto. El estándar se mantiene. Los pilares sobre los que estamos establecidos tampoco se modifican", destacó Slater a los periodistas. "Se tratará de buscar una nueva identidad, eso es todo, y soy optimista que podemos alcanzar de nuevo grandes metas".

Slater, de 34 años, adelantó que el equipo no iba a llegar a la nueva temporada con mentalidad perdedora, todo lo contrario, se iban a presentar como un equipo que volverá a tener una gran oportunidad de alcanzar de nuevo el éxito.

"Tenemos muchos jugadores que son muy buenos, un gran cuerpo técnico ... y por lo tanto el deber como profesionales es llegar a la temporada con la única mentalidad de salir al campo plenos de impulso, el mismo enfoque y determinación de ganar de siempre", destacó Slater.

Al mismo tiempo, Slater reconoció lo que para todos era obvio, que la marcha de Brady dejó un gran vacío en los Patriots, tras 20 temporadas como líder, pero había que superarlo, mientras explicó que su sentimiento hacía su excompañero siempre será de gratitud.

"Creo que como equipo, obviamente, tendremos que asimilar que Tom (Brady) se haya ido y hacerlo de la manera positiva que te permita seguir adelante", agregó Slater. "Vamos a tener que ser capaces de encontrar una nueva identidad para nosotros. Creo que parte de esa identidad se construirá sobre cosas que siempre hemos defendido y que continuaremos defendiendo mientras esta organización sea liderada por la gente a la que está dirigido".

Entre los jugadores que deben ayudar más que nadie en esta nueva etapa se encuentra Stidham, de 23 años, seleccionado de cuarta ronda del sorteo universitario del 2019, del que esperan que su evolución marque lo podrá ser el futuro de los Patriots con su nuevo estilo.

"Es un gran chico para tenerlo contigo. Trae mucha energía positiva. Siempre tiene una sonrisa en la cara y se nota que aprecia mucho la oportunidad que tuvo el año pasado y las que tendrá en adelante", comentó Slater. "Ciertamente tiene muchas cualidades excelentes que pueden convertirlo en un buen jugador en la posición de mariscal de campo".

Slater recordó que si llegó y se mantiene con los Patriots es porque el cuadro técnico, encabezado por Belichick le han visto todo el potencial que posee.