EFEBoston (EE.UU.)

El dominio completo y la superioridad del Equipo de Europa continuó en la segunda jornada de la cuarta edición de la Copa Laver de tenis al conseguir los triunfos en los cuatro partidos que estaban programados.

De esta manera, Europa, que busca su cuarto título consecutivo, se colocó con marca de 11-1, a tan solo dos más de revalidarlo.

Mientras Europa vivía la euforia del triunfo, el equipo del Resto del Mundo, con el tenista australiano Nick Kyrgios al frente dijo que una vez concluida la competición no espera permanecer de gira por muchos años más y que probablemente no volverá a jugar en la Copa Laver.

Kyrgios, 95 del mundo, habló con los reporteros después de perder en sets seguidos (6-3 y 6-4) ante el griego Stefanos Tsitsipas, tercero en la clasificación mundial, dentro de la competición individual, y formar parte de la barrida de 4-0 que tuvo Europa ante el Resto del Mundo.

El primer equipo en llegar a 13 puntos gana la Copa Laver, por lo que todo lo que el equipo de Europa necesita el domingo es llevarse uno de los cuatro partidos restantes. Cada victoria vale un punto el viernes, dos puntos el sábado y tres el domingo.

Kyrgios dijo que la exhibición de tres días en la cancha del TD Garden, de Boston, donde compiten los Celtics de la NBA y los Bruins de la NHL "definitivamente" será su último evento de 2021. Se dirigirá a casa; su madre "no está muy bien con su salud", comentó el tenista australiano.

En cuanto a su carrera, Kyrgios, de 26 años, también manifestó que "Mientras esté en la cancha, intentaré dar lo mejor de mí, pero no voy a mentir y decir que voy a planear con una proyección de seguir cuatro o cinco años más de gira no será la mejor opción".

Kyrgios fue derrotado por el subcampeón del Abierto de Francia Tsitsipas, antes de que el medallista de oro de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el alemán Alexander Zverev, cuarto del mundo, derrotara al estadounidense John Isner en un desempate 7-6 (5), 6-7 (6) y 10-5.

Por la noche, el campeón del Abierto de Estados Unidos, el ruso Daniil Medvedev, hizo que el Equipo de Europa se pusiese con marca de 6-0 en partidos individuales hasta el momento con una victoria por 6-4 y 6-0 sobre el canadiense Denis Shapovalov.

A eso le siguió la buena actuación en dobles del ruso Andrey Rublev y Tsitsipas que ganaron a Kyrgios e Isner por 6-7 (8), 6-3, 10-4, en lo que fue el primer triunfo de Europa el dobles.