EFENueva York

El tenista austríaco Dominic Thiem, noveno cabeza de serie, volvió a mostrar las dos caras de su tenis al tener que remontar dos sets en contra antes de imponerse por 6-7 (5), 6-3, 5-7, 6-4 y 6-1 al favorito local Steve Johnson y pasar a la tercer ronda del Abierto de Estados Unidos.

Thiem, de 24 años, que juega su quinto Abierto de Estados Unidos, tendrá como próximo rival a otro local, el joven valor Taylor Fritz, que venció por 6-3, 3-6 y 6-3 (retirado) al australiano Jason Kubler, que fue el verdugo del español Roberto Bautista, decimonoveno cabeza de serie, en la primera ronda.

Thiem también tuvo que superarse de los malos recuerdos que le dejó la pasada edición del Abierto de Estados Unidos cuando un desgarro muscular en el partido de cuarta ronda frente al argentino Juan del Potro, al que había dominado con dos sets de ventaja y dos puntos de partido en la cuarta manga desaparecieron con la lesión.

El austríaco tuvo un pie en su primer partido de cuartos de final en un Grand Slam que no fuera Roland Garros, pero el argentino y su temible derecha lo derribaron en un clásico de cinco sets.

Esta vez, Thiem no dejó escapar un quinto set en Nueva York, y aunque estuvo abajo dos sets al final fue mejor que Johnson, que fue de más a menos durante el partido.

Thiem ahora tiene marca de 3-1 en cinco sets en el Abierto de Estados Unidos, también derrotando al letón Ernests Gulbis en 2014 y John Millman en el 2016.

La victoria ante Johnson ha llegado en el mejor momento para la confianza de Thiem, que jugó la Nitto ATP Final 2017, pero que solo había ganado tres de sus anteriores nueve partidos cuando llegó a Flushing Meadows.

En octubre pasado, Johnson obtuvo la mayor victoria de su carrera en el Ranking ATP, derrotando a Thiem, que era el número siete del mundo, en Tokio.

Y después de tener un estrecho primer set en un tie-break, parecía que el campeón de Houston y Newport de este año emocionaría a su público local para alcanzar la tercera ronda del US Open por segunda vez.

Pero Thiem, tuvo demasiada calidad desde la línea de fondo para recuperar el control y más después que Johnson sufrió una ligera torcedura de tobillo en la mitad de la segunda manga, que al final no le afectó en su rendimiento el resto del partido.

Lo que afectó a Johnson fueron los fuertes golpes de fondo de la pista que colocaba Thiem, forzando al finalista de Winston-Salem la semana pasada a que tuviese que llegar siempre forzado con su revés desde el fondo de la pista y no pudiese colocar bien su golpe favorito de derecha.

Aunque Johnson, número 31 del mundo, luchaba hasta el final, Thiem avanzó después de tres horas y 34 minutos gracias a 67 golpes ganadores por 49 de su rival.

Thiem también lo hizo muy bien en las bolas que colocó sobre el revés de Johnson, con los que ganó 41 de 53 puntos posibles en el partido.

Su próximo oponente, Fritz, número 74 del mundo, avanzó a la tercera ronda en el US Open por primera vez, y será la segunda vez que se enfrenten como profesionales con ventaja de 1-0 para Thiem.

El jugador estadounidense después de dos horas y 12 minutos de acción vio como Kubler se retiró tras subir una torcedura severa en el tobillo derecho cuando se disputaba la tercera manga.

En otros resultados de la sesión matinal, el veterano suizo Stan Wawrinka, campeón del Abierto de Estados Unidos en el 2016 también consiguió la victoria al imponerse por 7-6 (5), 4-6, 6-3 y 7-5 a la joven revelación, el francés Ugo Humbert.

La victoria permite a Wawrinka, que dio la gran sorpresa de la primera jornada con la eliminación del búlgaro Grigor Dimitrov, octavo cabeza de serie, tener de próximo rival al canadiense Milos Raonic, vigésimo quinto preclasificado, que se impuso por 6-3, 6-4 y 6-4 al también francés Gilles Simon.

Mientras que el ruso Daniil Medvedev, de 22 años, número 36 del mundo, dio la primera sorpresa de la jornada al vencer por 6-4, 6-3, 4-6 y 6-3 a la joven revelación de la temporada, el griego Stefanos Tsitsipas, decimoquinto cabeza de serie.

Su rival en la tercera ronda será el croata Borna Coric que venció al español Roberto Carballes por 7-6 (4), 6-2 y 6-3, tras dos horas y 30 minutos de acción en la pista 11.