EFEBoston (EE.UU.)

El poder del pívot camerunés Joel Embiid alcanzó su mejor versión y con un doble-doble de 38 puntos, incluidos dos triples, 13 rebotes y seis asistencias fue la clave que abrió a los Sixers de Filadelfia el camino del triunfo que lograron a domicilio por 109-115 ante los Celtics de Boston.

La derrota le costó a los Celtics (10-1) romper el invicto de 10 triunfo consecutivos que tenían en su campo del TD Garden de Boston desde que comenzó la nueva temporada.

El alero Tobias Harris también destacó con otros 23 tantos que los dejaron al frente del ataque balanceado de los Sixers (19-7), que ganaron el cuarto partido consecutivo y el octavo en los últimos nueve disputados.

Tras ser criticado con dureza por las exestrellas, el pívot Shaquille O'Neal y el alero Charles Barkley, Embiid respondió con su mejor anotación de la temporada y fue decisivo en el triunfo de los Sixers y más después que no tuvieron con ellos al pívot dominicano Al Horford, el exjugador de los Celtics, que fue baja por lesión.

Embiid se encargó de anotar 16 puntos en el cuarto periodo cuando también encestó cinco de seis tiros libres en los últimos 26 segundos del tiempo reglamentario, que fueron los que mantuvieron a los Sixers al frente del marcador sin permitir que los Celtics pudiese lograr la remontada.

También a falta de 15 segundos para el final del partido, Embiid protagonizó un tapón de libro al ala-pívot alemán Daniel Theis, que fue decisivo porque la diferencia en el marcador era de apenas cuatro tantos.

Harris también surgió siempre con su mejor aportación en cada una de las facetas del juego al conseguir ocho rebotes y siete asistencias.

El ala-pívot Mike Scott surgió como el jugador decisivo de los Sixers en los tiros desde fuera del perímetro al anotar los cinco de los siete que hizo, además de capturar cuatro rebotes.

Los Sixers como equipo acabaron el partido con un 50 (41-82) por ciento en los tiros de campo y el 50% (14-28) de triples, además de capturar 45 rebotes, por apenas 33 de los Celtics.

El base Kemba Walker con 29 puntos, incluidos 12 en el primer cuarto, fue el líder del ataque de los Celtics y encabezó un lista de cinco jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

Entre ellos estuvo el pívot suizo de origen turco Enes Kanter, quien como reserva, logró 20 puntos y nueve rebotes que no evitaron la derrota de los Celtics (17-7), que perdieron el segundo partido consecutivo y bajaron al cuarto puesto de la Conferencia Este.

El alero Gordon Hayward jugó como titular y en su el tercer partido desde que volvió de una baja de 13 por fractura en su mano izquierda anotó 19 tantos, capturó cuatro rebotes y repartió cinco asistencias.

Aunque los Celtics intentaron la remontada en los últimos segundos, se pusieron a un tanto 109-110 con triple del alero Jayson Tatum, Embiid se encargó de ir a la línea de personal y conseguir los tantos decisivos que les aseguraron la victoria y ponerse dos por delante del equipo de Boston en la clasificación de la Conferencia Este.

El gran centro de atención de la noche, aunque no jugó, fue Horford, quien recibió una ovación por parte de los seguidores de los Celtics, equipo con el que jugó las pasadas tres temporadas y durante el descanso veraniego firmó como agente libre con los Sixers.