EFEDallas (EE.UU.)

La figura del alero esloveno Luka Doncic brilló más que nunca en su juego individual y de equipo al establecer su mejor marca encestadora como profesional tras anotar 42 puntos y liderar el ataque ganador de los Mavericks de Dallas, que se impusieron por 117-110 a los devaluados Spurs de San Antonio.

Doncic, que también alcanzó su mejor marca con el sexto triple-doble como profesional en lo que va de temporada, fue una auténtica pesadilla para los Spurs, que sufrieron la sexta derrota consecutiva.

El exjugador del Real Madrid lo hizo todo bien en la pista del American Airlines Center, de Dallas, donde disputó 35 minutos y anotó 14 de 27 tiros de campo, incluidos 5 de 13 intentos de triples, y acertó 9 de 13 lanzamientos de personal.

Doncic acabó con 11 rebotes -nueve defensivos-, y 12 asistencias, además de perder cinco balones, que sigue siendo su asignatura pendiente en el juego individual, y cometió cinco faltas personales.

La inspiración encestadora de Doncic permitió a los Mavericks tener siempre la ventaja en el marcador y al final también supieron frenar el intento de remontada de los Spurs, que confirmaron su grave crisis de juego, la peor bajo la dirección el entrenador Gregg Popovich.

El jugador esloveno de 20 años, quien está en su segunda campaña dentro de la NBA, es líder de la campaña en triples dobles.

Doncic también protagonizó la canasta más espectacular del partido, un triple con 26,5 segundos por jugarse, que colocó a los Mavericks con una ventaja parcial de 115-110 que aseguraron la victoria del equipo de Dallas (8-5), que ganó el segundo partido consecutivo.

El exjugador del Real Madrid también se convirtió en el segundo jugador más joven que anotó un triple-doble con al menos 40 puntos, solo superado por el alero LeBron James.

El alero Dorian Finney-Smith aportó 22 puntos, la mejor marca como profesional, mientras que el ala-pívot letón Kristaps Porzingis también fue importante en la victoria de los Mavericks al conseguir un doble-doble de 18 tantos y 10 rebotes.

Los Spurs (5-9), que intentaron la remontada sin éxito, tuvieron al escolta DeMar DeRozan como su líder encestador al conseguir 36 puntos con ocho rebotes y cuatro asistencias, que no evitaron la octava derrota en los últimos nueve partidos que han disputado.

La marca es la peor que han tenido para un inicio de temporada desde la de 1996-97, cuando seleccionaron con el número uno al expívot All-Star, Tim Duncan, que ahora es ya entrenador asistente, en su primer año, con Popovich.

El ala-pívot LaMarcus Aldridge con 16 puntos, nueve rebotes y dos asistencias, fue el segundo máximo encestador de los Spurs, que no tenían racha de seis derrotas consecutivas desde la temporada del 2011.

Los Spurs, después de haber llegado al cuarto periodo con un marcador parcial perdedor de 93-79, bajo la inspiración encestadora de DeRozan llegaron a ponerse con ventaja hasta que llegó la última reacción de los Mavericks bajo la "magia" encestadora de Doncic, que acabó como la gran figura y el héroe salvador del equipo de Dallas, que se quedó con el duelo tejano.