EFEMinneapolis (EE.UU.)

La combinación del pívot estadounidense dominicano Karl-Anthony Towns, junto a los bases D'Angelo Russell y el español Ricky Rubio marcó la diferencia a favor de los Timberwolves de Minnesota que se impusieron por 121-117 a los Chicago Bulls, en duelo de equipos perdedores.

Towns acabó con un doble-doble de 27 puntos y 12 rebotes que lo dejaron como el jugador más completo de los Timberwolves (14-40), que rompieron su racha de dos derrotas consecutivas, pero siguen con la peor marca de la liga.

El pívot titular de los Timberwolves se quedó a las puertas de un triple-doble después de repartir ocho asistencias y fue el partido 57 de su carrera con al menos 10 puntos, 10 rebotes y cinco pases de anotación.

Russell, que salió de reserva llegó a los 27 puntos, tras anotar tres triples, y repartir cuatro asistencias.

Mientras que Rubio volvió a ser el director del juego de los Timberwolves y se quedó a las puertas de un doble-doble después de aportar 17 puntos con nueve asistencias.

El jugador de El Masnou anotó 6 de 13 tiros de campo, incluidos 5 de 6 triples, que fueron decisivos, sin que fuese a la línea de personal.

Rubio, que disputó 25 minutos, también capturó cuatro rebotes, todos defensivos, recuperó un balón y cometió dos faltas personales.

Su compatriota, el ala-pívot Juancho Hernangómez, siguió de reserva con apenas seis minutos de acción, en los que intentó un tiro desde fuera del perímetro que falló, capturó un rebote defensivo, dio una asistencia y cometió una falta personal.

El alero novato Anthony Edwards agregó 15 puntos como cuarto máximo encestador de los Timberwolves, que esta vez no sucumbieron a la ventaja que tuvieron en el marcador como les sucedió en el partido anterior cuando se dejaron arrebatar 17 tantos frente a los Boston Celtics y perdieron en la prórroga.

Edwards extendió su racha de partidos con un robo a 22, la racha activa más larga en la NBA y la más larga de un novato en la historia de la franquicia.

Dos días después de su primer partido de 50 puntos, el escolta Zach LaVine anotó 21 de sus 30 tantos en la segunda mitad mientras Chicago intentaba remontar, sin que al final pudiese conseguirlo.

LaVine anotó 13 de 28 tiros de campo, incluidos 4 de 12 triples, pero no pudieron concretar la remontada con los puntos decisivos, que cayeron del lado de los Timberwolves.

El pívot montenegrino suizo Nikola Vucevic obtuvo 18 puntos y el alemán Daniel Theis consiguió otros 13, pero los Bulls perdieron por sexta vez en nueve partidos desde que adquirieron a los dos jugadores en la fecha límite de traspasos del pasado 25 de marzo.

Los Timberwolves, que hasta los dos últimos partidos habían comenzado lentamente en cada uno de ellos, apenas han liderado en el medio tiempo solo 10 veces en los 54 disputados, ante los Celtics y los Bulls se fueron al descanso con la ventaja de 11 tantos en cada uno de ellos y esta vez prevalecieron con el triunfo.

Minnesota usó una racha de 21-8 en el primer cuarto para tomar el control. Los Wolves se pusieron con la primera ventaja a falta de 7:28 minutos por jugarse del primer cuarto y nunca se quedaron atrás en el resto del camino.

Chicago recortó la ventaja a uno varias veces en el cuarto periodo, pero Minnesota respondió a cada desafío.

Después de que LaVine anotó un triple para poner el marcador 103-102, Russell volvió a ingresar al campo y ayudó al cierre con siete puntos en los 3:36 minutos finales.

Towns agregó un triple en el último minuto y cerró el partido con un par de tiros libres.