EFERedacción deportes (EE.UU.)

La combinación del escolta Bradley Beal y el base Russell Westbrook volvió a ser la ganadora con los Washington Wizards al aportar 55 puntos que les ayudaron a ganar a domicilio por 124-127 a los actuales campeones de liga, Los Angeles Lakers, en tiempo de prórroga.

Beal acabó como líder encestador tras conseguir 33 puntos, incluidos seis que aportó con tres posesiones consecutivas en el tiempo de prórroga, que establecieron la diferencia a favor de los Wizards, que ampliaron su racha ganadora a cinco triunfos seguidos, la mejor en tres años.

Además, Beal capturó siete rebotes, repartió seis asistencias y recuperó tres balones.

Bradley fue siempre una pesadilla para la defensa de los Lakers que no pudieron evitar que anotase 12 de 24 tiros de campo, incluidos dos triples en cinco intentos, y 7 de 9 desde la línea de personal.

Westbrook, que cada vez va a más en su integración al equipo de Washington, anotó seis de sus 32 puntos en tiempo extra con los Wizards, que se recuperaron de un déficit de 17 tantos en la segunda mitad.

Washington aprovechó un tiro libre fallado por el alero LeBron James al final del tiempo reglamentario y logró su primera victoria sobre los Lakers en el Staples Center desde marzo de 2017.

Westbrook también se quedó a las puertas de un triple-doble después de capturar 14 rebotes -13 defensivos-, y repartió nueve asistencias.

El base brasileño Raúl Neto, que salió del banquillo, también ayudó al triunfo de los Wizards al aportar cuatro puntos en los 22 minutos que vio acción.

Neto anotó 2 de 8 tiros de campo, falló dos intentos de triple, y no fue a la línea de personal.

El jugador internacional brasileño respondió bien dentro de la pintura con tres rebotes, además de repartir cinco asistencias, recuperar tres balones y tener un gran control del balón que no perdió nunca ni tampoco cometió falta personal.

Washington no había ganado ni siquiera cuatro partidos consecutivos desde su última racha ganadora de cinco en febrero del 2018.

El escolta Kentavious Caldwell-Pope conectó un triple cuando faltaban 36 segundos en el tiempo extra para recortar la ventaja de los Wizards a 125-124.

Westbrook hizo una bandeja antes de fallar un tiro libre, pero James y el ala-pívot Kyle Kuzma fallaron tres segundos antes de que sonara la bocina final.

James acabó con un doble-doble de 31 puntos, 13 asistencias y nueve rebotes como líder de los Lakers, que tuvieron problemas en la segunda mitad de su cuarta derrota en cinco partidos y confirmaron que sin el pívot titular Anthony Davis y el base alemán Dennis Schröder, son un equipo accesible.

Davis se perdió su cuarto partido consecutivo, y estará fuera al menos tres semanas más por una lesión en la pantorrilla derecha. Schröder se perderá al menos un partido más según los protocolos de salud y seguridad Covid-19 de la NBA.

El ala-pívot reserva Montrezl Harrell anotó 26 puntos y nueve rebotes como sexto jugador de los Lakers y segundo máximo encestador, que no pudo salvar a su equipo de la derrota, la tercera consecutiva, primera vez en lo que va de temporada que tienen esa racha perdedora.

Los Lakers, con marca de 22-10, volvieron a compartir el primer lugar de la División Pacífico con sus vecinos de Los Angeles Clippers, que tuvieron jornada de descanso.

El pívot español Marc Gasol, que protagonizó al comienzo del partido jugada de cuatro tantos, al final siguió sin ser factor ganador de los Lakers al lograr siete tantos.

El jugador de Sant Boi anotó 2 de 5 tiros de campo, que fueron todos desde fuera del perímetro y acertó 1 de 3 desde la línea de personal en los 27 minutos que disputó.

El mediano de los hermanos Gasol estuvo mejor en el juego interior con cinco rebotes, todos defensivos, dio cuatro asistencias, recuperó dos balones, perdió otro, y puso tres tapones antes de quedar eliminado por seis faltas personales.

Después de llevar a los Lakers de regreso al juego en el último cuarto, James hizo una bandeja del empate con 9.8 segundos restantes en el tiempo reglamentario, pero falló el tiro libre que siguió para poner a Los Ángeles por delante. Beal falló un tiro en suspensión antes que sonase la bocina.

James, de 36 años, jugó más de 43 minutos durante el cuarto partido de tiempo extra de los Lakers en 17 días, todos ellos en casa contra equipos con récords perdedores.