EFELake Buena Vista (Florida, EE.UU.)

El pívot montenegrino suizo Nikola Vucevic anotó 23 puntos, con 10 canastas de 11 tiros de campo, y los Magic de Orlando vencieron este jueves por 13-127 a los Pelicans de Nueva Orleans, en el último partido de la temporada regular para ambos equipos.

El base DJ. Augustin anotó otros 22 puntos como segundo máximo encestador de los Magic, mientras que el alero James Ennis III tuvo 16 tantos.

El alero nigeriano estadounidense Wes Iwundu llegó a los 15 puntos y el base Markelle Fultz anotó 11 tantos. Melvin Frazier Jr. y Vic Law anotaron cada uno 10 puntos, que fueron sus mejores marcas como profesionales.

La victoria permitió a los Magic romper una racha de cinco derrotas consecutivas y comenzar a pesar en el duelo que a partir de la próxima semana tendrán que mantener contra los Bucks de Milwaukee en la primera ronda de los playoffs, a partir del martes.

Ambos equipos perdieron a muchos de sus mejores jugadores en una final de temporada regular que no tuvo implicaciones en los playoffs.

Orlando tenía ya asegurado el octavo puesto en la Conferencia Este y a los Buck de rivales, nada menos que el equipo con la mejor marca de la liga.

Mientras que los Pelicans ya estaban eliminados de los playoffs en la Conferencia Oeste y disputaron el último partido de la temporada 2019-20 y despedirse de la burbuja de Orlando.

Los Magic establecieron una ventaja de 22 puntos en el tercer cuarto y se mantuvo firme para vencer a un molesto equipo de Nueva Orleans que tuvo algunas actuaciones individuales sorprendentes.

Frank Jackson de Nueva Orleans anotó 31 puntos y Nickeil Alexander-Walker agregó 29, las mejores marcas profesionales para ambos jugadores.

Mientras que el escolta Josh Hart fue el más completo al conseguir un doble-doble de 23 puntos, 14 rebotes y seis asistencias. Jaxson Hayes anotó 13 tantos.

El alero novato Zion Williamson, seleccionado por los Pelicans como número en el pasado sorteo universitario, no jugó al estar recuperándose de los problemas físicos que ha arrastrado durante todo el reinicio de competición en la burbuja de Orlando, sin que al final pudiese ser factor ganador con el equipo de Nueva Orleans.