EFERedacción deportes

Los Timberwolves perdieron en casa 135-139 ante unos Memphis Grizzlies dirigidos por un sublime Ja Morant que anotó 37 puntos y dio 10 asistencias, aunque el máximo anotador del partido fue el ala del equipo de Minnesota, Anthony Edwards, que con 42 puntos dio un paso más para ser el 'rookie' del año.

Edwards, que fue el número 1 del draft de 2020 y es el favorito para hacerse con el título de novato del año en la NBA, firmó el mejor partido de su carrera profesional. Además de los 42 puntos, consiguió 7 asistencias, 6 rebotes, 1 robo de balón y 1 tapón.

Morant, que fue el rookie de la temporada pasada, hizo 37 puntos, 4 rebotes, 10 asistencias, 2 robos y 1 tapón, mientras que sus compañeros Desmond Bane y Kyle Anderson anotaron respectivamente, 22 y 20 puntos.

En los Timberwolves, el pívot Karl-Anthony Towns (KAT) y el base D'Angelo Russell (Dlo) hicieron 22 puntos. Los dos españoles del equipo de Minnesota tuvieron una noche discreta. El base Ricky Rubio sólo jugó 17.20 minutos y terminó la noche con 2 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias. Por su parte, el ala-pívot Juancho Hernangómez hizo 11 puntos y 3 rebotes.

Por primera vez desde que se recuperó de una lesión en su rodilla derecha a principios de marzo, Russell inició el partido como titular, lo que relegó al banquillo a Rubio. El base de El Masnou había formado parte del quinteto inicial durante los últimos 51 partidos pero en esta ocasión, el entrenador de los Timberwolves, Chris Finch, decidió sentar a Rubio.

Tras el partido, Finch justificó la decisión por la necesidad seguir "jugando" con las alineaciones para intentar encontrar la formación ideal.

El partido se había planteado como un duelo entre Edwards, el ídolo local de 19 años de edad, y Morant, de 21 años de edad y número 2 del draft de 2019. Y nadie salió defraudado tras el intercambio de los dos jóvenes jugadores.

El partido se inició con ventaja para los de Memphis que se llegaron a poner 8 puntos por delante, 7-15, en los primeros compases. La entrada de la segunda unidad de los Wolves, con Rubio y Juancho, cambió el panorama a favor del equipo de Minesota.

A falta de 4.10 para el final, un tiro libre de Hernagómez adelantó a los Wolves 24-23; pero los Grizzlies reaccionaron y acabaron el primer cuarto por delante, 29-33.

En el segundo cuarto, las cosas empeoraron para el equipo local. Morant, Bane, Jonas Valenciunas y Anderson funcionaban mejor que Edwards, Naz Reid, Jaden McDaniels y Rubio. KAT sólo jugó 40 segundos y su casillero se quedó a 0. Y aunque Reid y Juancho anotaron 9 y 8 puntos respectivamente, los Grizzlies se marcharon en el marcador.

Al llegar al descanso, los de Memphis sacaban 10 puntos a los Wolves, 63-73. Morant y Edwards sólo habían estado calentando, con 16 y 14 puntos respectivamente.

A la vuelta de los vestuarios, los dos aceleraron su juego. Morant hizó 14 puntos en el tercer cuarto mientras que Edwards sumó 16 puntos. El tercer periodo terminó con los Wolves pisando los talones a los Grizzlies, 103-107.

En el último cuarto, el esfuerzo de Edwards permitió al equipo de Minesota recortar las distancias, primero, y ponerse por delante, después, 128-127 a falta de 3.04 para el final del partido.

Pero Morant mostró su clase. Dos triples consecutivos del base borraron la ventaja de los Wolves, dejando el marcador en 128-132. Y otros dos triples consecutivos de Bane, a los que se sumaron dos tiros libres finales, remataron a los Timberwoles con un 135-139.