EFELandover (Maryland, EE.UU.)

El mariscal de campo Kirk Cousins volvió a ser el jugador clave en la ofensiva de los Redskins de Washington que consiguieron la victoria por 20-10 ante los Giants de Nueva York en el tercer y último partido de la jornada especial del Día de Acción de Gracias correspondiente a la Semana 12 de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Cousins completó 19 de 31 pases para 242 yardas, con dos envíos de anotación, le interceptaron un balón, sufrió seis derribos, y dejó en 93,8 el índice de pasador.

La labor de Cousins hizo posible que los Redskins fuesen superiores a un rival, como los Giants, plagado de lesiones, que generó que ningún de los dos se mostrasen como equipos que tuviesen el honor de jugar en horario estelar de la televisión de la jornada más especial de la temporada en la NFL.

De hecho, la primera mitad, en particular, careció de jugadas grandes como se vio entre dos rivales directos de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC) que se combinaron para nueve despejes solamente seis puntos, un auténtico tormento para los aficionados y los telespectadores que siguieron los acciones.

Ya se anticipa que las audiencias de televisión serán de las peores en la historia de la NFL para ver el partido del horario estelar del Día de Acción de Gracias.

Pero Cousins hizo valer su clase individual para dirigir a Washington (5-6) a dos series de touchdown en la segunda parte del partido, conectando con los receptores abiertos, Jamison Crowder en envío de 15 yardas en el tercer periodo que rompió el empate a 3, y con Josh Doctson desde 14 yardas con 3 minutos y medio restantes en el encuentro.

Entre ambos, el esquinero Janoris Jenkins interceptó el pase de Cousins y devolvió el balón 53 yardas para poner un empate a 10, que fue todo lo que pudieron conseguir los Giants.

En la segunda mitad, los Giants (2-9) tuvieron una posesión que terminó con interceptación del mariscal de campo Eli Manning, cuatro culminaron en despejes y otra cuando entregaron el balón en oportunidades.

Manning completó 13 de 27 pases para 113 yardas, no hizo ningún envío de anotación, le interceptaron uno, fue derribado cuatro veces de 27 oportunidades y bajó a 44,2 el índice de pasador.

La victoria fue clave para los Redskins que se mantienen con posibilidades de luchar por un puesto en la competición de los playoffs.

Mientras que los Giants ya están descartados de la competición de la fase final y se han convertido en una de las mayores frustraciones de la temporada regular dentro de la NFL, aunque el gran número de lesiones que han afectado al equipo neoyorquino.