EFEHouston (EE.UU.)

El nuevo mariscal de campo de los Panthers, Sam Darnold, lanzó para 304 yardas y corrió para dos anotaciones, que lo dejaron la frente del ataque ganador del equipo de Carolina que se impuso a domicilio por 9-24 a los devaluado Texans de Houston, en partido adelantado a los jueves de la tercera semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Pese a perder al corredor estelar Christian McCaffrey por una lesión en el comienzo del segundo cuarto, los Panthers lograron colocarse en una marca de 3-0, que no ostentaban desde 2015, cuando abrieron la campaña con 14-0 y llegaron al Super Bowl.

La férrea defensiva de Carolina apretó al novato Davis Mills, quien jugó de inicio por primera vez en su carrera. El mariscal de campo de Houston fue capturado en cuatro ocasiones y consiguió apenas 168 yardas por aire.

Mills debió entrar en acción a raíz de que el titular Tyrod Taylor sufrió una lesión en un muslo el domingo pasado ante los Browns de Cleveland.

El novato concluyó el partido con 19 pases completados de 28 intentos para 168 yardas, con un envío de anotación, sin interceptaciones, además de ser derribado cuatro veces en 17 oportunidades que generaron la defensa de los Panthers.

Mills, de 22 años, acabó con 95,5 de índice de pasador comparado al 95,7 que consiguió Darnold, de los Panthers, sin que pudiese ayudar a los Texans (1-2) a evitar su segunda derrota consecutiva en el inicio de la nueva temporada.

Darnold lució eficiente, con un equipo en el que busca revivir su carrera, tras su paso con más pena que gloria por los New York Jets. Sin embargo, podría ver limitadas sus opciones si McCaffrey se ausenta por un tiempo significativo.

El corredor se marchó por una dolencia en un muslo en el segundo cuarto.