EFERedacción Deportes (EE.UU.)

El dominicano Al Horford se mostró satisfecho este jueves por el triunfo de los Boston Celtics y subrayó que era fundamental para su equipo igualar la final del Este ante los Miami Heat tras su derrota en el primer encuentro.

"Ellos nos ganaron en el primer partido y para nosotros era importante salir y conseguir esta victoria costara lo que costara", afirmó en declaraciones a los medios tras el duelo.

Con un triunfo abrumador e incontestable, los Celtics empataron 1-1 la final del Este tras destrozar a los Heat por 102-127.

Los Celtics contaron con los refuerzos de Marcus Smart, que no jugó en el primer partido por un esguince; y del propio Horford, que tampoco disputó ese encuentro por haber entrado en el protocolo del coronavirus.

Smart fue el alma de Boston con 24 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias y Horford, que está jugando a un nivel altísimo a sus 35 años, aportó 10 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, un robo y un tapón.

El dominicano, que salió del protocolo de coronavirus horas antes de jugar el segundo partido, admitió que había pasado por "incertidumbre" y muchas emociones en los últimos días.

"Al final, estoy muy agradecido de haber tenido la oportunidad de poder jugar esta noche y de estar de vuelta con el equipo", dijo al mencionar que "lo más duro" para él fue no ayudar a sus compañeros cuando le "necesitaban".

Tras entrar en el protocolo horas antes del primer partido, lo previsible era que Horford se perdiera varios encuentros hasta que cumpliera con los requisitos para salir del protocolo.

Sin embargo, la cadena ESPN detalló este jueves una posibilidad para que hubiera regresado antes de lo previsto ya que, según un memorando de la NBA del pasado 30 de abril, la liga permite que los jugadores puedan volver a la cancha si entregan dos PCR negativas consecutivas justo en el día del partido.

Al margen del protocolo, Horford se mostró contento especialmente por haber sumado en defensa junto a sus compañeros Marcus Smart y Robert Williams, todos ellos recuperados de sus problemas físicos.

"Se sintió bien. De eso trata nuestro equipo", dijo.

"Udoka (el entrenador de los Celtics) ha hecho un buen trabajo con nosotros durante todo el año para establecer una identidad: quiénes queremos ser. Y luego salimos (a jugar) y lo hacemos. Y disfrutamos haciéndolo", añadió.

La serie viaja ahora a Boston, donde el sábado se jugará el tercer partido.