EFETampa (Florida, EE.UU.)

La primera polémica ya llegó a la organización de los Buccaneers de Tampa Bay tras el fichaje del veterano mariscal de campo Tom Brady.

La misma la generó el entrenador en jefe del equipo, el veterano Bruce Arians, quien tuvo que salir a aclarar unas declaraciones en las que cuestionaba el poder de los lanzamientos de Brady a sus 42 años de edad.

Arians dijo que se malinterpretaron sus comentarios sobre el tipo de lanzamientos que hace Brady, e indicó que nunca quiso decir que el nuevo mariscal de campo del equipo no puede realizar lanzamientos profundos, y que sólo es capaz de dominar a equipos perdedores.

"La percepción es incorrecta", explicó Arians, quien anadió que "pienso que sus lanzamientos fueron profundos el año pasado".

Indicó que nunca pensó que Brady había perdido su capacidad de juego para esta temporada.

Sobre las tácticas de juego de los Buccaneers, dijo que Brady se acoplará sin problemas.

"No tenemos que enseñarle a Tom (Brady) eso". Arians dijo que su nuevo mariscal de campo tiene la capacidad de llevar a su equipo a ser protagonista de cara al próximo campeonato de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

La tasa de finalización del 43 por ciento de Brady en 2019 en pases de 20 o más yardas aéreas, fue su tercera más alta desde que se ha contabilizado y la séptima más alta en la NFL, cuando el promedio de la liga fue del 38 por ciento.

También lanzó siete pases de touchdown de 20 o más yardas aéreas la temporada pasada, su mejor marca desde el 2006. Su relación de touchdown a interceptación de 3,50 en pases de 20 o más yardas aéreas fue su tercera más alta desde el mismo año.

Por lo anterior Arians destacó que no había ninguna duda de la clase y momento de juego en el que se encuentra Brady, pero que era necesario aclarar cualquier mal entendido.

"Quiero decir que (Brady), él puede hacer cada lanzamiento y puede hacer todo lo que queramos hacer en nuestra ofensiva", subrayó Arians.