EFEMinneapolis (EE.UU)

El mariscal de campo de los Vikings de Minnesota, Sam Bradford, sigue siendo una incógnita dentro del equipo, ya que se desconoce si podrá jugar el lunes contra los Bears de Chicago.

Bradford se ha perdido los últimos tres partidos con una lesión en la rodilla, pero volvió a practicar esta semana como un participante limitado.

El mariscal de campo fue limitado en la práctica del sábado y oficialmente se encuentra en la lista de los jugadores cuestionables.

Mientras que el entrenador en jefe, Mike Zimmer, no quiso declarar si Bradford se encuentra con posibilidad de salir al emparrillado el lunes.

Zimmer dijo que "veremos" si Bradford puede jugar el lunes contra los Bears.

Agregó que podría responder esa pregunta porque "tengo una bola de cristal porque uno de los psíquicos de las Ciudades Gemelas me la dio, pero no la traje aquí conmigo".

Es probable que la disponibilidad de Bradford se dé a conocer momentos antes del inicio del partido, el lunes.