EFEHouston (EE.UU.)

El descanso del Juego de Estrellas se acaba en el béisbol profesional de las Grandes Ligas y se acerca la hora de volver a la competición: la segunda mitad de la temporada de las mayores se iniciará este viernes con dos equipos que lideran de manera destacada con las dos mejores marcas.

Se trata de los Dodgers de Los Ángeles y los Astros de Houston, que sumaron 61 y 60 victorias, respectivamente, antes del Juego de Estrellas disputado el martes en el Marlins Park de Miami.

Este año es la primera vez desde 1969 en que dos equipos han alcanzado 60 victorias antes del descanso de mitad de temporada: los Dodgers (61-29), en la Liga Nacional y los Astros (60-29), en la Americana, que podrían conseguir 109 victorias.

Aunque es difícil que lleguen a esa marca, podrían lograrlo si mantuvieran el ritmo arrollador que tuvieron en la primera mitad del campeonato.

El ritmo de juego en la recta final de la temporada no solo es más difícil porque todos los equipos procuran ser más competitivos, sino que también influyen las posibles lesiones de los jugadores.

Hasta el momento, solo 24 equipos han conseguido 105 triunfos en la historia de las mayores, y solo una vez se ha dado que dos novenas lleguen a esos números en una misma temporada.

Tanto los Dodgers como los Astros se perfilan en la recta final de la lucha por llegar a octubre como ganadores y favoritos al título de la Serie Mundial.

Pero para ello seguramente se reforzarán con otros talentos antes del 31 de julio, ambos en busca de ser protagonistas en la postemporada de las Grandes Ligas.

Los Astros aseguran que con un hombre más de calidad en la rotación de lanzadores tendrían lo que desean en el apartado del pitcheo, además de buscar a otro pelotero que pueda ofrecer poder en el juego ofensivo.

"Lo único que queremos y en realidad pedimos es que puedan recuperarse pronto los jugadores que todavía tenemos en la lista de lesionados y luego ver si hay opción de incorporar tanto del mercado de traspasos o de las ligas menores a un jugador que nos ayude a ser aun más competitivos", declaró el piloto de los Astros, A.J.Hinch. "Pero estoy muy contento con la plantilla que disponemos".

Hinch reiteró que el no sufrir ningún tipo de baja por lesión graves es lo más importante de cara a la segunda mitad de competición de la temporada regular.

"Una lesión grave en el estos momentos significa que has perdido el jugador por lo que resta de temporada", valoró Hinch. "Debemos ser positivos y esperar lo mejor, pero también sabiendo que todavía queda la parte más importante de la competición regular, como es la recta final cuando debe quedar todo decidido".

Junto a los Astros, otros equipos a tener en cuenta dentro de la Liga Americana serán los Medias Rojas de Boston junto a los Yanquis de Nueva York, Indios de Cleveland y Vigilantes de Texas, equipos fuertes que pueden ir a más en la segunda vuelta dentro de la Liga Americana.

Mientras que los Dodgers sienten que tienen una gran plantilla y más si recuperan a varios peloteros que están en la lista de lesionados, pero no cierran las puertas a hacer algún tipo de adquisición que les pueda dar aun más ayuda y hacerlos mejores.

El piloto de los Dodgers, Dave Roberts, en su segunda temporada al frente del equipo, admite, al igual que Hinch, que lo más importante es que las lesiones no lleguen al equipo y que su lanzador estrella, el zurdo Clayton Kershaw, siga intratable desde el montículo.

Además el resurgir y la inspiración bateadora del jardinero cubano Yasiel Puig se mantenga en su mejor versión para se un gran apoyo dentro de la ofensiva.

"He aprendido grandes lecciones dentro y fuera del campo y ahora me encuentro muy equilibrado en mi juego, de ahí el rendimiento que tengo en el campo", comentó Puig. "Sé que el equipo necesita de mi poder y yo trato de dárselo en cada partido".

Pero tanto Puig como el resto de los peloteros de los Dodgers son conscientes que en el deporte del béisbol existe aprovechar el "momento" ganador, porque el perdedor también puede llegar y nadie sabe luego cuando se puede cortar.

Dentro del Viejo Circuito, los Nacionales de Washington son los líderes en la División Este, mientras que los Cerveceros han sido la sorpresa positiva y ganadora en la Central, donde los actuales campeones de la Serie Mundial, los Cachorros de Chicago, todavía no han encontrado su mejor juego y consistencia.

Los Cardenales de San Luis podrían reaccionar de inmediato en la Central y los Dodgers deben cuidarse de los Diamondbacks de Arizona que están también en la pelea dentro de su división, la del Oeste.