EFERedacción Deportes (EE.UU.)

Tras la eliminación este jueves de los Dallas Mavericks ante los Golden State Warriors, Luka Doncic admitió que no tuvo su día en el quinto y definitivo partido de la final del Oeste (120-110) pero se mostró muy orgulloso de la temporada de su equipo.

"No me gusta perder, especialmente así. He jugado terrible. Pero si hablamos de nuestra temporada, estoy muy orgulloso de este equipo", afirmó a los medios.

"De todos, de cada jugador, de cada miembro del personal técnico. Nadie contaba con nosotros aquí. Os prometo que luchamos hasta el final. Felicidades a los Warriors. Obviamente, fueron los mejores, pero estoy realmente orgulloso de este equipo", añadió.

Los Warriors alcanzaron sus sextas Finales en los últimos ocho años y buscarán su cuarto anillo (tras los de 2015, 2017 y 2018) después de derrotar por 4-1 a los Mavericks en la final del Oeste.

Doncic vivió una noche de altibajos y acabó con 28 puntos (10 de 28 en tiros, 3 de 13 en triples), 9 rebotes y 6 asistencias.

Frustrado durante la mayor parte del encuentro, Doncic solo metió 2 de sus 10 tiros en el primer cuarto y no anotó en el segundo, pero en el tercero reaccionó a lo grande con 15 puntos que permitieron soñar a los Mavericks con una remontada que al final no fue posible.

Más allá de la decepción por esta derrota, Doncic aseguró que estos sorprendentes Mavericks caminan "en la buena dirección".

"Creo que hemos dado un paso muy grande en esta temporada. Desde diciembre (17-18 de balance el último día del año) creo que dimos un paso increíble", apuntó sobre un conjunto que terminó cuarto en el Oeste con 52-30.

"Para mí ha sido divertido jugar estos playoffs. Antes solo había estado en primera ronda y es muy divertido jugar, sobre todo cuando ganas. Ojalá vuelva aquí (...). Desde aquí solo se puede crecer así que a ver cómo respondemos el año que viene", añadió.

El base apuntó que tienen cosas que "aprender" de equipos "ganadores de campeonatos" como los Warriors y, en el plano individual, señaló que tiene que trabajar en su defensa.

"Mi defensa tiene que ser mucho mejor. Honestamente, creo que he dado un enorme paso este año defensivamente pero hay mucho margen de mejora", indicó.

En un sentido similar, Doncic elogió la labor del entrenador de los Mavericks, Jason Kidd, que en su primer curso en el banquillo texano reforzó de manera muy meritoria la defensa del conjunto.

"Estoy muy contento de que le ficháramos", dijo Doncic al destacar que tiene "una gran relación" con Kidd.

Por otro lado, Doncic pareció confirmar, entre bromas e ironía, que participará este año en el EuroBasket en el que Eslovenia defenderá el título obtenido en 2017.

"En verano creo que no voy a tener mucho tiempo para pensar en la NBA. Acabo de ver mi calendario y no voy a tener mucho tiempo de descanso...", bromeó.

"Básicamente, no he parado de jugar al baloncesto desde el comienzo de la anterior temporada de la NBA (el pasado verano disputó los Juegos Olímpicos de Tokio). Así que me voy a tomar probablemente una semana de descanso del baloncesto y luego de vuelta con ello", añadió sin dejar las sonrisas.