EFEFoxborough (Massachusetts, EE.UU.)

La normalidad volvió de nuevo en las relaciones entre el comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, y los Patriots de Nueva Inglaterra a los que volvió a ver hoy en el partido inaugural de pretemporada, primera vez que lo hizo desde que se generó el escándalo del "Deflagate".

Goodell estuvo como espectador en el primer juego de exhibición de la pretemporada de los Patriots, algo que no hacia desde que le impuso la suspensión de cuatro partidos al mariscal de campo estelar del equipo, Tom Brady, por presuntamente haber participado en el escándalo de desinflar los balones de manera antireglamentaria.

El comisionado estuvo en la suite de lujo del dueño de los Patriots, Robert Kraft, desde el inicio del partido que esta noche los Patriots disputaron y perdieron por 24-31 ante los Jaguars de Jacksonville.

De acuerdo con una fotografía que fue puesta en Twitter por el periódico local "Boston Globe" ambos compartieron con total amabilidad el seguimiento de las acciones del partido.

Por su parte, el portavoz de los Patriots, Stacey James, confirmó que Goodell estuvo en el partido.

Goodell suspendió cuatro partidos a Brady después de que la investigación de la NFL concluyó que conspiró para usar, ilegalmente, balones desinflados en el juego por el Campeonato de la Conferencia Americana en 2015, duelo que disputaron contra los Colts de Indianapolis a los que eliminaron.

Los seguidores de los Patriots se unieron a la defensa del pasador estelar del equipo de Nueva Inglaterra y criticaron a Goodell por penalizar tan duramente al jugador con base en evidencia dudosa.

Después que concluyese en Houston, el Super Bowl LI, que los Patriots ganaron al vencer en tiempo extra 34-28 a los Falcons de Atlanta, Goodell, que se encontró con Brady como ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP), ya adelantó que no tenía ningún problema de volver al campo de los campeones.

Mientras que Brady dijo que era una persona que pensaba siempre en el futuro y en las cosas positivas que había en su vida y carrera profesional, dado a entender que no tenía ya nada que hablar ni cuestionar al comisionado después de haber cumplido con la suspensión que le impusieron.