EFEHouston (EE.UU.)

La acción llega de nuevo a la NBA con los Raptors de Toronto defensores del título de campeones, que la pasada temporada consiguieron por primera vez en su historia y buscarán revalidarlo.

Lo harán con el ala-pívot camerunés Pascal Siakam, de 25 años, como su nuevo jugador franquicia, al que le han dado antes que concluyese su contrato de novato una extensión máxima de cuatro temporadas y 130 millones de dólares.

Lo hicieron después que el pasado verano perdieran como agente libre al alero estrella Kawhi Leonard, que se fue a Los Angeles Clippers, quienes con su llegada han entrado en el grupo de favoritos al título.

Los Clippers no solo se han reforzado con la llegada de Leonard, también lograron el traspaso del alero estrella Paul George, que dejó a los Thunder de Oklahoma City y mantienen todo el núcleo del año pasado con el escolta Lou Williams, el base Patrick Beverly y el pívot Montrezl Harrell.

Pero sus vecinos de Los Angeles Lakers, con LeBron James y Anthony Davis, además de la llegada del veterano Dwight Howard, en su segunda etapa con el equipo californiano, también están convencidos de que cuentan con opciones al anillo.

James ha reconocido que la llegada de Davis se ha dado en el momento "perfecto" para unir fuerzas y lo harán bajo la dirección del nuevo entrenado,r Frank Vogel.

Mientras que los Warriors de Golden State, sin Kevin Durant, pero con el base Stephen Curry en su mejor momento de juego y la incorporación del escolta-alero D'Angelo Russell, junto a los Rockets de Houston, que hicieron posible reunir de nuevo al base Russell Westbrook con su amigo el escolta estrella James Harden estarán listos para dar espectáculo y luchar por el título.

De nuevo la Conferencia Oeste se presenta una temporada más como la más poderosa y más igualada, donde todos equipos se han reforzado. En el caso de los Pelicans de Nueva Orleans, recibieron a más de medio equipo titular de los Lakers por Davis y también lograron al alero novato, la sensación Zion Williamson, como selección número uno del pasado sorteo universitario.

Williamson de momento no podrá comenzar la nueva temporada al sufrir molestias en la rodilla derecha después de haber tenido una pretemporada espectacular.

Los Mavericks de Dallas también están llenos de confianza con el gran rendimiento y espectáculo encestador que puede darles su nuevo dúo franquicia formado por el base esloveno Luka Doncic y el ala-pívot letón Kristaps Porzingis.

Equipos como los Nuggets de Denver, Trail Blazers de Portland, Jazz de Utah y Spurs de San Antonio también están listos para estar en el grupo de los ganadores que pueden aspirar a todo.

Dentro de la Conferencia Este los grandes favoritos a estar en las Finales son los Bucks de Milwaukee, que cuentan con el ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo de gran estrella y Jugador Mas Valioso (MVP) de la pasada temporada.

Los Sixers de Filadelfia, al reforzarse con el pívot dominicano Al Horford, que se une al base australiano Ben Simmons y al pívot camerunés Joel Embiid, también cuentan con posibilidades de aspirar al título de campeones.

Los Celtics de Boston, que se quedaron sin el base Kyrie Irving y Horford, lograron a Kemba Walker como su gran fichaje, y junto al alero Jayson Tatum están convencidos que pueden volver a ser equipo campeón.

Aspiración que también tienen los nuevos Nets de Brooklyn tras haber conseguido los fichajes de Kevin Durant, Irving y al pívot DeAndre Jordan.

Pero tendrán que esperar a que Durant se recupere de la rotura del talón de Aquiles del pie derecho, que sufrió en el quinto partido de las Finales con los Warriors y sin que se sepa si al final se va a perder toda la temporada.

El equipo neoyorquino también estrena a un nuevo dueño mayoritario, el empresario taiwanés-canadiense Joe Tsai, quien completó la compra de los Nets y su campo del Barclays Center por 3.380 millones de dólares, el mayor en la historia del deporte profesional en Estados Unidos.

Mientras que la crisis surgida con China por el tuit que publicó el gerente general de los Rockets, Daryl Morey, en el que apoyaba las protestas antigubernamentales de Hong Kong, le podrá costar esta temporada a la NBA la pérdida de unos ingresos de más de 500 millones de dólares, lo que es la novedad negativa a la que tendrá que hacer frente el "negocio" del mejor baloncesto del mundo.

Rubén Mantilla