EFELos Ángeles (EE.UU.)

La tenista española Paula Badosa se clasificó este martes para los cuartos de final de Indian Wells tras derrotar a la checa Barbora Krejcikova por 6-1 y 7-5 en una hora y 25 minutos.

Badosa, número 27 del mundo, derrotó a la tercera cabeza de serie de Indian Wells y número 5 del ránking de la WTA en un partido en el que se mostró muy sólida y efectiva de principio a fin.

La española se medirá en la siguiente ronda a la ganadora del enfrentamiento entre la alemana Angelique Kerber y la australiana Ajla Tomljanovic.

"Estoy súper orgullosa de lo que he hecho hoy", dijo Badosa al termino del partido.

Badosa señaló que sabía que para ganar "tenía que jugar perfecto" y destacó que Krejcikova es "muy talentosa" y una de sus "jugadoras favoritas".

Tras vencer a la ucraniana Dayana Yastremska y a la joven estadounidense Cori Gauff, Badosa tenía una rival de mucho nivel en octavos de final con la tenista que este año se llevó el título de Roland Garros en individuales y en dobles (junto a Katerina Siniaková).

Pero a la española, que ya derrotó este año a Krejcikova en el Mutua Madrid Open, no le tembló el pulso.

Agresiva desde el inicio, Badosa logró romper el servicio a Krejcikova en el primer juego del encuentro gracias a un espléndido revés paralelo.

La checa tuvo dos bolas de "break" para equilibrar el partido con 2-1 en contra, pero Badosa, con aplomo y sangre fría, solventó el lío en el que se había metido con dos grandes saques y puso el 3-1 en el marcador.

Dominando desde el fondo de la pista y con la sensación de estar muy cómoda, Badosa consiguió una segunda rotura de servicio que le dejó todo de cara en el primer set (4-1).

Lo cerró por la vía rápida: un nuevo "break", con un fantástico resto ganador de revés, le dio el primer set por 6-1 en solo 29 minutos.

DUDAS Y PROBLEMAS DE KREJCIKOVA

Las dudas y los errores habían marcado el arranque del partido de Krejcikova, que además pidió asistencia médica por problemas en la mano izquierda antes de comenzar el segundo set.

Badosa no levantó el pie del acelerador y se colocó 2-0 al romper, una vez más, el servicio de la checa.

Pero en ese momento despertó Krejcikova, que logró dos "break" consecutivos para darle la vuelta al marcador (2-3) y cambiar el tono del encuentro tirando de pegada.

No perdió la fe Badosa pese a que su saque, muy firme y preciso en el primer set, parecía flaquear por momentos.

Badosa rompió de nuevo el servicio de su contrincante, se sacudió cualquier duda que pudiera pasarle por la cabeza, y con dos saques directos colocó el 4-3 en el marcador tras un juego en blanco.

Krejcikova no conseguía mostrar su mejor nivel y empezaba a exhibir algunos signos de desesperación, tanto que llegó a tirar la raqueta al suelo tras un punto perdido.

Badosa tuvo una gran oportunidad para finiquitar el encuentro con una bola de partido desde el resto, pero la checa sobrevivió y empató el duelo (5-5).

Pero con 6-5 a su favor y tres bolas de partido al resto, Badosa no tuvo misericordia y se anotó el encuentro con la primera de ellas con una estupenda derecha paralela que le llevó a cantar victoria con los brazos en alto y una gran sonrisa.