EFENueva York

La multinacional de servicios financieros y tarjetas de crédito American Express obtuvo un beneficio de 3.135 millones de dólares en 2020, un 54 % menos respecto al ejercicio anterior, aunque registró una mejora en el negocio en el cuarto trimestre.

La facturación anual de la empresa con sede en Nueva York ascendió a 36.087 millones, lo que supone un 17 % menos en comparación con 2019, de acuerdo a un comunicado con sus cuentas financieras.

"Aunque seguimos viendo los impactos de la pandemia de covid-19 en nuestro negocio, las tendencias continuaron mejorando firmemente en el cuarto trimestre", dijo citado el principal ejecutivo de la firma, Stephen Squeri.

En el cuarto trimestre, el más seguido por los analistas de Wall Street, las ganancias se redujeron un 15 %, hasta 1.438 millones, mientras que los ingresos descendieron un 18 %, hasta 9.351 millones.

American Express señaló que el gasto de tarjeta de los clientes "ha seguido recuperándose" y en concreto los gastos de entretenimiento y no relacionados con viajes "han excedido los niveles pre-covid por segundo trimestre consecutivo".

Squeri destacó su confianza en el "potencial de crecimiento a medio y largo plazo" y calculó que la firma podría cumplir en 2022 las expectativas de negocio que tenía inicialmente para 2020.

Como otras entidades financieras, Amex ha estado acumulando reservas para hacer frente a impagos crediticios pero en el último tramo del año ha decidido "liberar" una parte, 674 millones, por "la mejora de las previsiones macroeconómicas".

Por áreas de negocio, en el cuarto trimestre la mayor ganancia fue para los servicios globales al consumidor (1.118 millones, un 14 % menos), seguida por la de servicios a comercios (538 millones, un 2 % menos) y la de servicios comerciales (208 millones, un 56 % menos).

Los resultados trimestrales encajaron con lo estimado por los analistas, pero al inicio de la sesión en la Bolsa de Nueva York las acciones de American Express bajaban más del 2 %.