EFEUSANueva York

El grupo financiero estadounidense Morgan Stanley informó este jueves que en el primer semestre de este año obtuvo unos beneficios netos de 4.630 millones de dólares, un descenso del 9 % respecto al mismo periodo de 2018.

Entre enero y junio, su beneficio neto por acción fue de 2,62 dólares, por debajo de los 2,75 dólares que ganó en la primera mitad del ejercicio previo, cuando obtuvo 5.105 millones de dólares de ganancias.

La compañía, con sede en Nueva York, facturó en los últimos seis meses 20.530 millones de dólares, un 5 % menos a nivel interanual (21.687 millones en ese semestre de 2018).

En cuanto a los resultados del segundo trimestre, los que analizaban más los inversores de Wall Street, Morgan Stanley ganó 2.201 millones de dólares, un 9 % menos que entre abril y junio de 2018 (2.437 millones).

La ganancia neta trimestral por acción fue de 1,23 dólares, frente a los 1,30 dólares del segundo trimestre del año anterior, y los ingresos en ese periodo fueron de 10.244 millones dólares, por debajo de los 10.610 millones del mismo semestre de 2018.

No obstante, Morgan Stanley superó las estimaciones de los analistas respecto las ganancias del segundo trimestre, ya que un mercado de valores al alza ha ayudado a dos de los tres negocios principales del banco de inversión.

En este sentido, la división de gestión de patrimonio de Morgan Stanley, una de las más grandes del mundo, registró un récord de 4.410 millones de dólares en ingresos, superando de largo las estimaciones de los analistas.

Su división de administración de inversiones, un administrador de activos que crea fondos mutuos, registró 839 millones de dólares en ingresos, superando las estimaciones en alrededor de 130 millones.

En un comunicado, el presidente y director ejecutivo de Morgan Stanley, James P. Gorman, dijo: "Informamos de resultados trimestrales sólidos en todos nuestros negocios (...) Demostramos la estabilidad de nuestra franquicia y seguimos enfocados en servir a nuestros clientes y buscar oportunidades de crecimiento mientras se gestionan diligentemente los gastos".

Morgan Stanley es el último de los seis bancos más grandes EE.UU. en reportar ganancias del segundo trimestre. Citigroup, JPMorgan Chase, Wells Fargo, Goldman Sachs y Bank of America superaron las expectativas de ganancias de los analistas en el último trimestre.

Antes de la apertura de la Bolsa de Nueva York, el valor del grupo financiero retrocedía un 1,49 % en las operaciones electrónicas.